martes, 20 de diciembre de 2016

Inventario


Por los muros que me han visto susurrar tu nombre. Por los rayos de sol que me alimentan. Por todos los dioses y todas las flores. Por las hadas y los duendes. Por la fantasía y la travesura. Por las migas de galleta y el clavo en el mazapán. Por los amigos y los lectores, por los lectores amigos y los amigos lectores. Por una baraja de Waite y el universo contenido en ella. Por las moras y los dulces y la leche y los amaneceres con frío y el rocío... Por la búsqueda del arte que no cesa. Por la fealdad, por su belleza. Por las almas en apuros, por las almas discretas. Por los sueños con laurel o sin él, por las panteras mansas que me permiten caminar a su lado. Por las fuentes y los cerrojos. Por las puertas y los puentes. Por las lecturas de poemas, por Cohen. Por el palo de rosa y la melancolía de agosto. Por tus lentes. Por un editor amigo. Por los barcos, los umbrales, el delirio. Por tu risa. Por los melocotones en almíbar y la galaxia como vía. Por las tardes hurañas y los desvelos sin magia. Por el sosiego. Por los aprendices. Por las otras lecturas. Por la pintura y la música... Gracias. 

No hay comentarios: