miércoles, 30 de marzo de 2016

Impregnarme de ti

Bésame más, no mucho, más. Quítame esta sed. Ahuyenta mis fantasmas. Convócame a ser leal aunque no siempre pueda serte fiel. Comprende que siempre estoy buscando algo y estoy dispuesta a acudir al infierno para encontrarlo. Vamos, bésame. No esperes a que caiga la noche y tu regazo cansado reciba mis derrotas del día. Sé tú mi triunfo. Rompe mi rutina. Irrumpe en este estudio con tu miel. Pégame los dedos. Muérdeme las uñas. Arrebata mi ansiedad y bésame. ¿Aunque suena egoísta no? Más bien seré yo quien arremeta en tu estudio, seré yo quien te bese los dedos y los labios y las mejillas también. Iré hasta ti convencida de que mi último personaje tiene un toque tuyo adorable. Perderé mis dedos entre tu cabello. Escucharé tu risa, nos daré una pizca de ambición. Correré las cortinas para darnos espacio y no te dejaré encender la luz. Me derramaré en ti como una lágrima y te besaré sin prisa en una visión desnuda. Me dirás que tienes mucho que hacer. Y quizás me levante, aunque tal vez me quede. Egoísta otra vez. Te robaré cinco minutos de tu tiempo para impregnarme más de ti, más, no mucho.    



No hay comentarios: