viernes, 18 de marzo de 2016

El epígrafe de tu creación

Hice un paréntesis con los nenúfares para volver a sentir. Mi lago está en tus ojos. Mi tallo sumergido entre tus aguas. En ti, floto. Extiendo mis hojas tanto como sea posible, les arrugo la punta para conservar la lluvia, para permanecer mojada, para nadar en ti. Un hollín en el ambiente ahuyentó a los patos y también a los aviones, y ya no tengo que evitar esas colas pavoneándose junto a mí. Y es que mi lago está en tus ojos. En su verde. En su furor. Y mientras floto sobre ti, escucho el enojo de papá ganso. Los rumores van y vienen por ti. Familias completas te habitamos, en las letras que te salen por los ojos, en la música que haces con ese verso secreto. Soy el epígrafe de tu creación. Soy la flor que levita en ti, la raíz adherida a tu fango, la pureza de un vientre con vida. Y mientras floto... nos invento a ambos. 

2 comentarios:

Alejandra dijo...


Y ¿cómo viviríamos sin la palabra, la del fonógrafo....la de la bitacora?
Otro poeta de los que no se olvidan.

http://youtu.be/XSu4NuHzjhU

Claudia Restrepo Ruiz dijo...

https://youtu.be/1tHCe7yW3UY