lunes, 9 de marzo de 2015

Los vuelos que vendrán. Por William Rouge

Fotografía: Daniel Efe Restrepo
Cruza las piernas para frotar lluvias como si la primera tempestad fuera ella. Para regarme en sus pliegues se entrelaza las alas. Adentro sazona los vuelos que vendrán. Adentro se pule acantilados si las ventiscas le suenan los paladares donde estuvo. Cruzada así, abrevan petirrojos a la alberca de cada poro, y le intercepto los crepitantes sabores. De cruzarle las rodillas me trenzo sus fugas, algo tiembla, telúrica en sus bordes algo viene licuando, de cruzarle los universos me lleno como si respirara por sus pliegues. Cruza las piernas para martillar gotas, casi como si esta noche pusiera a hervir el diluvio. Y se vienen las ganas de ser sólo hierba, y ebullir adentro, burbujeando rumbos nuevos. Y llegarán días para deponer piernas, apacentarlas, pastorearle el sol más allá de las rodillas y en la piel y bajo las sombras, tumbarnos a esperar los picoteos de la noche. Y llegarán tiempos para descruzar piernas y no habrán diques que retengan, y resistan el destino de las manos. 


William Rouge nació en Medellín, Colombia en 1977. Es licenciado en Filosofía y Letras y candidato a Especialista en Literatura en la Universidad Pontificia Bolivariana. Realizó su tesis de grado sobre El Mono gramático de Octavio Paz.  Ha publicado los libros: El Sudor de la Bailarina, Las batallas inventadas, y Árboles de leche. En 2001 recibe el primer premio del Festival Internacional de Poesía de Medellín para poetas menores de 30 años con lectura en dicho evento. Dicta talleres de creación literaria en universidades y centros culturales. 

No hay comentarios: