jueves, 5 de marzo de 2015

Besos crípticos


Pretendo arrojar un motín de palabras ininteligibles de mis labios a tu boca. Hacer que busques un orden en tal conflagración. Entretenerte como si se tratara de un crucigrama sin fotografías. Preguntarte por el expresidente de Uruguay o por el color de la tarde ahora que fallece. Hacerte pasar tu tiempo conmigo. Jugar una partida de ajedrez. Pedirme el blanco. Saber ganar. Lanzar un anzuelo para recuperar una palabra del motín. Decir por ejemplo que rescatamos libélula. Sentir su dorso tornasolado planear cerca nuestro. Besarnos. Recibir de tu boca una enciclopedia en desorden alfabético. Comenzar con la palabra poema. Hacer una disección silábica y no saber qué parte conservar de ese cuerpo triangular. Reconocer que tu nombre es un poema y elevarlo a la enésima potencia. Ver cómo se multiplica alrededor mío, cómo crece, cómo aúlla, como languidece todo lo demás. No contar sus sílabas, abandonarme a su ilusión. La ilusión de un nombre compuesto... Caricia de letras y murmullos. Carpa de adioses y bienvenidas. Barco, lugar favorito de mis heteretopías. Canción y melodía. Bésame otra vez para recuperar el infinito.

Fotografía: Daniel Efe Restrepo 
 

2 comentarios:

Alejandra dijo...

para un domingo que celebro con arte y acuarelas en mi pequeño nicho creativo este poema se instala. Abro mi página en blanco y como tú que que llamas las palabras para mencionarlas, para ponerlas en tu boca, crearlas y escribirlas; yo quiero poner colores, formas y lanzarlas al corazón del infinito.
Me encantó y me inspiró!
Buen domingo.

Claudia Restrepo Ruiz dijo...

Sería grandioso ver el resultado. Los colores de tu paleta de agua clara instalados en un lienzo o un guarro. Buen domingo...