miércoles, 25 de febrero de 2015

Un ave entre tus sueños por Maryu Varón Gaviria

Fotografía: Daniel Efe Restrepo 

-Lo que está enredado en tus cabellos son mis sueños, el ave vino de noche y estuvo esculcando en mi mente. Te lleva mensajes cortos y te quedas construyendo historias al respecto. Entonces dime. ¿Qué me contarás esta noche que lleve un poco de mí? ¿Será una historia sobre selvas? -Anoche soñé con Leones.

Te equivocas, de lo que sueñas no me informa, pero si ha llegado algo inquieto. Tan pronto estuvo conmigo empezó a trenzarme. Eso es extraño, nunca le ha gustado ordenado. Sabe que eso lo hago yo, me trenzo los caminos, la vida. Sin embargo sus ánimos están alterados. Ahora dime tú. ¿Qué ha pasado en tu cabeza? No te escudes en mis cabellos, que esos siempre andan revueltos... Hum, intuyo que has hecho esfuerzos para evitar que ingrese en ti. Es probable que se sienta reprimido, por esa razón a llegado a mi ansioso.

-Basta mujer, ese pájaro tuyo esta mas tostado que tú. ¿Qué puede pasar cuando duermo? Sus nervios no dependen de mí. Por otro lado me pregunto: ¿Qué es lo que quiere?

Te lo he dicho mil veces, se alimenta de ti, de tus pensamientos, pero ¿qué temes?... Apaga la luz y déjame contarte como le conocí. Cuando le vi por primera vez dormía, aparecía cada que soñaba volando y me prestaba sus alas. Una mañana desperté y jugaba con mi cabello, daba picotazos suaves sobre mi frente. No me asusté, pues cada noche cuando cerraba mis ojos hacía preámbulos para que lograra verle, pero desde que estás tú, sólo le veo de día. Así que déjalo existir cada noche.

 Maryu Varón Gaviria Química y lectora. Amante de la música y de la libertad. Conversa con duendes y escribe para soñar. 




No hay comentarios: