jueves, 31 de julio de 2014

En manos de Waite


Esto que tengo, es sólo un tránsito. ¿Qué dicen los astros? Que los consulte para otros. Abrir la baraja de Waite y permitir que un loco guíe mi camino. Hacerle el amor al Tarot como en los viejos tiempos: sin peros. Confiar. Sentir la fuerza del león en mi mano. Celebrar con el dos de copas. Viajar con el dos de Bastos. Desinhibir el mundo. Compartir un diez de oros. No temer a la señora pálida del caballo. Mirar bien su bandera. Ver que los cambios a veces, son bienvenidos. Sí, seré pitia una vez más para otros. Abriré las cartas como quien se asoma a ventanas. No hay enredo con las energías. Sólo mi voz y el tiempo suspendido en tus preguntas. Debo prepararme, comprar un baño, recibir la consulta como el mejor regalo. Debo comprar velas para iluminar lecturas. Debo sentir gozo con este descubrimiento, estoy en manos de Waite una vez más.   

2 comentarios:

Erwin Yesid dijo...

Las imágenes de Waite solo son un medio que refleja aquello que ocultamos de sí mismos, pero que llevamos consigo en todo instante. Y no es en manos de él, es manos de sí mismos que estamos, pero preferimos correr de nosotros, así estemos parados frente al espejo.

Claudia Restrepo Ruiz dijo...

Gracias Erwin por tu claridad.