martes, 29 de julio de 2014

A las flores les duele morir

Fotografía: Tomás Strelkov
Un niño se pescó un jardín. Lo hizo con el lente sin aspavientos. Creyó encontrar el ángulo perfecto. No te imaginas mamá. A ver... interesante. Espera le pongo efecto. Blanco y negro puede ser. ¿Qué dices? Me encanta. Espera hago un par más. ¿Sabes qué flores son? No. Margaritas. ¿Cuánto duran? Están muriendo. ¿Les duele? No hay forma de saberlo, lucen bellas hasta el final. Aunque hay forma de conocer su estado por el verdor en sus tallos. No compres flores mamá. No así. ¿Podría traer unos Anturios? ¿Cómo son esos? Los que hay en la casa de la tía Moni. ¿O una orquídea? Tan efímera. ¿Qué es efímera? Fugaz. Me gusta efímera mamá. A mí también. Mientras sea una muerte natural. Y nos quedamos sin saber si a las Margaritas les duele. Es una lástima que no puedan desangrarse para un grito o una queja.  Sospechamos que sí, como a todos, les duele morir. 

No hay comentarios: