domingo, 8 de junio de 2014

Boceto de un instante entre tus manos

Mi rostro sueña tu rostro entre las sábanas.
Las sábanas sirven de eco para tu voz.
Tu voz pronuncia mi nombre como nadie más puede decirlo
mi nombre en tu boca tiene la silueta del cariño
y el cariño por ti, tiene el aroma de la complicidad.
Un aroma innegable con gotas de sudor
sudor de ganas
ganas tu boca.
Tu boca mis labios.
Tu labios mi boca.
Retruécano anatómico a merced de una almohada
que no es nueva, que se hunde, con dos o tres nudos,
que sabe de ti y de mí, más de mí...
Tu mano dibuja mi rostro sobre la almohada
y mi rostro se alza, es otro entre tus manos.


No hay comentarios: