domingo, 13 de abril de 2014

Hache

Tu voz me sostiene en una firme línea de chat. La sola idea de vernos es el mejor plan. Busco poemas de Olga Orozco mientras cierro una ventana con el despertar de Pizarnik. Tom Odell suena para ambos. And I want to kiss you make you feel al right, I am just so tired to share my nights. ¿Estás? Durante minutos ambos hacemos algo más. La línea queda abierta, insisto en llamar. ¿Cómo fue que empezó? ¿Es importante? No. Es una lástima que esta mirada coqueta no llegue hasta allá. Estoy de nuevo a tu lado, habitación 903. ¡Qué frío hace! No por mucho tiempo. Mi desnudez ama tus besos desenfrenados. Qué tengo clase te digo... y cómo duele separarme de ti por unas horas. Prestar atención cuando dejé todos mis sentidos atentos a tu lado. Las nueve, media hora, regresar a ti. Lamentar no poder quedarme. Necesito dormir. ¿Para qué dormir cuándo estás viviendo un sueño? Eso me digo, en esas me pierdo. ¿Y si despierto y no estás? Volveré a tocar la línea del chat. I want to take you somewhere. Siempre puedo invitarte de regreso a mí. 


No hay comentarios: