martes, 15 de octubre de 2013

Pistas

He dejado pistas en los libros, hojas con la esquina doblada hacia adentro y hacia afuera. Una forma de subrayar con la mirada líneas que hablan de ambos. Desde libros de poesía hasta novelas policíacas todos han sido alterados en mi búsqueda de ti. Es así como sé que "amar es un mero lenguaje epidérmico" y que tu estrategia es que algún día yo te necesite. Nunca leemos los mismos libros entonces quizás nunca encontrarás mis pistas. No sé quién lo hará. Habrá quien juzgue mi búsqueda como algo sutil o furtivo. O vendrás tú y quizás comprendas que siempre te busqué, que entre lineas balbuceaba tu nombre y entre capítulos hacía pausas contigo en mí. Algún personaje tenía tu rostro, en el beso siempre estaba tu boca, eras sabio cuando hablabas de amor. Me identificaba con mujeres perdidas, con mujeres recién encontradas, todo dependía de la época y el lugar. Los libros de playa no eran como los del estudio, las revistas también me causaban cierto afán: unos zapatos o una gabardina eran el atuendo perfecto para nuestra próxima cita. Ahora los ácaros amenazan algunas vidas y no tengo fuerzas para mudar tantos mundos. La gotera de arriba no tiene quién la repare y prefiero perderlos a reconocer que es a ti a quien llamaría para salvarlos. 

No hay comentarios: