martes, 15 de octubre de 2013

Me está doliendo no amarte

Como si fuera lunes está semana empezó colgada. Un martes brumoso y pesimista rodeado de tragedias de demolición no ha logrado darme lo que quiero para sonreír. Apenas sí sale el sol y son pasadas las dos. De ti no sé más que un par de palabras por no sé que red; algo social que no nos socializa. He querido marcar tu número varias veces pero la misma cantidad me he detenido al pensar que no se qué decirte. Me está doliendo no amarte y no sé si eso se dice, si se entiende, si se copia como lo emito. Un dolor pectoral acompaña mi día y sé que no es un viento ni mucho menos mi corazón solicitando un stent. Sé que sos vos obstruyendo la arteria coronaria, pellizcando un pedacito de pulmón y también produciendo la última acidez. Me duele no amarte y ningún servicio de urgencias médicas va a darme el suero que venía envasado en tu boca. ¡5% de josesalina por favor! Debería haber albergues para corazones como el mío o al menos un diván con quien hablar sin sentir vergüenza. El 5% de tu sabor hacia parte de mi tratamiento para tenerme en pie y las rodillas han comenzado a flaquear. ¿Me entendes cuando te digo que te extraño? No, no te lo he dicho, no sé cómo decirlo, para qué decirlo al fin y al cabo. Tendré entonces que continuar sin ti y con dolor porque contigo también duele y ya hicimos todas las reanimaciones posibles para resucitarnos. ¡Estoy viva! Es lo único que me afirma el dolor, de lo contrario sería un fantasma igual que vos. 

No hay comentarios: