sábado, 12 de octubre de 2013

Halo de fuerza

El halo de tu fuerza envuelve mi cuerpo en un abrazo vertiginoso. Siento tu mano en mi nuca y te veo depredador. Has cazado mi instinto, mi cariño es tu presa. Miro allí donde tus ojos no son pregunta sino certeza. Y es contigo que recuerdo el asombro de ese primer globo de helio que subió al cielo. Tus labios me devuelven la memoria de boca. Y no, no sabe a fresa. Tiene un no sabor porque es un beso en la distancia, un beso mediado por tecnología, escrito en cinco letras porque viene y va en plural. Besos que se mantienen en aire en nubes dibujadas por ambos. Y mi cariño presa se hace halo de ternura y te dice con pleno convencimiento que te espera. El amor no necesita fecha. No es una cita esto que te propongo es pura presencia. Viaja, vuela, toma un tren, habla mandarín... ve, que también allí estaré presente cada vez que te encuentres un globo y lo envíes de regreso a nuestro sueño. 

No hay comentarios: