lunes, 19 de agosto de 2013

Tiza


Al tablero por favor. Dibuje algo relacionado con la lectura de ayer. ¿Cualquier cosa? No, no cualquier cosa. Algo que nos remita a la lectura. Ah, ya sé. ¿Tiza? (...) ¿Y eso que es? El personaje por supuesto. Su silueta. No veo nada. Le falta imaginación. ¿Cómo se atreve? Otra osadía de esas y lo envío directo a la oficina del director. Cuéntenos más bien del personaje que ilustró, ¿qué hace? Divaga. ¿Divaga? Sí. Sabe que es de noche pero se siente de día, piensa en él. ¿Y qué piensa? Que lo amó demasiado tarde y muy pronto aún, en su vida. Lamento contradecirlo, no veo amor en su boceto. ¿Alguien ve amor? Una mano de mujer, se levanta tímidamente y una voz apenas perceptible afirma: yo lo veo. ¿Esta segura señorita... Villegas? Sí, estoy segura. Ilústrenos si es tan amable. El cuerpo está ligeramente recostado hacia atrás, con la cabeza inclinada hacia la derecha sin un hombro que la sostenga. Casi parece que hubiera estado llorando. ¡Qué imaginación! Ambos, ya, a la oficina del director. ¿Con qué cargos? Complot. Ve usted muchas series dramáticas profesora Agudelo. 

No hay comentarios: