viernes, 5 de julio de 2013

Adagio

Una ballena sostiene una máscara de un rostro común. ¿Qué digo? Un submarino ha encallado en un arrecife sonriente. No, no es cierto, el lienzo pintado de negro tiene relieve con estuco y espátula en el centro. ¡Qué va! Soy el efecto secundario de un químico cuyo genérico se denomina: lorazepan. Soy el producto de 2 mg. de acción no prolongada. Eso que recetan cada rato a pacientes que llegan con trauma en Dr. House. Ya no llegan es cierto, la serie terminó. Soy quien no termina. No aún. ¿Quién soy?

Vivaldi... en David Garrett... en vivo... me tiene casi... de muerte lenta. Una cuerda de violín me hace querer ser la figura interna de una viola. Que tan bello sería ser... interpretada. Ser cuerpo instrumento, Aedo de Pandora. Qué afloren los males y nadie tema, que migren los coros y el silencio también resuelva. La mujer montaña ha encontrado algo mejor que ser ardilla. Se ha confundido en la madera de un apuesto arce, que un joven diestro ha de esculpir para hacerla música.




No hay comentarios: