martes, 25 de junio de 2013

No es un reality

Es claro. Está por comerse las uñas y no está frente al televisor. Tiene abierto un libro por la mitad y aunque parece que le salieron monstruos fueron dos hermanos los encargados de nublar su  juicio. Ana le recuerda a alguien pero no ha podido saber a quién. Doña Valentina, la madre, se parece a su abuela y Miguel... tiene un toque de este actor... ¿cómo es que se llama? Amar a un hermano, ¿puede haber una peor tragedia? sí, pasar una vida sin permitirse el amor. 

No hay comentarios: