sábado, 5 de enero de 2013

Juega con el pelo


¿Qué hace ahora? Juega con el pelo. Está aburrida. La veo sentada frente a su computador sin mirar la pantalla. No chatea eso es seguro. ¿Qué leerá? Alguna noticia o una nueva dieta... ¿quizás un poema de un autor francés? ¿Qué piensa una mujer cuando juega con el pelo sin saber que un fragmento de mundo la observa? Es bajo esto que hago, andarla espiando como exnovio celoso cuando nunca tuvimos más que una conversación virtual. Cuando le dije que necesitaba conocerla me eliminó. De repente ya no estaba más en mi lista de contactos y tenía un bloqueo para establecer conversación. Qué mierda esto del facebook y las nuevas formas de acercamiento humano. Era más sencillo cuando una prima te presentaba a una amiga que a su vez tenía otra amiga que por alguna razón, gustaba de ti. Ya una palabra puede echarlo todo a perder. No una conversación o una salida... una palabra. Se ve bella hasta en verde. Y mira esa forma como mueve el índice en su cabello... ¿Estaría mal si me presento? Si voy hasta su departamento y le digo al portero que conozco a la chica del 1002, que sí, su nombre es Marta y su apellido... espera un momento, cómo es que no me acuerdo. Marta... pero si chateamos tantas veces a la media noche, si discutimos películas que vimos por separado, si hablamos de libros que habíamos leído, Marta...Qué memoria la mía. Pero es que ahora nada facilita la memoria: los teléfonos fijos son de siete dígitos, fácil; los celulares parecen una ecuación aritmética: 10 dígitos. Y sí, son sólo tres más, pero uno no cae en cuenta que debe aprenderse el número por sí las moscas. Un momento, se levantó. No ha apagado aún su pc... Verde. Verde. Verde...

No hay comentarios: