sábado, 29 de diciembre de 2012

Me gustan malos

Fotografía: Jose Luis Ruiz

-Míralo Pilar, dime si no es lindo. 
-¿Lindo? Vos estás loca mujer. Ese hombre lo que es, es más malo...
-Pero de dónde sacan todos que sólo es malo. Sí, se mantiene armado. Pero en estas tierras, por estos tiempos, ¿no tiene un hombre que mantenerse así para proteger a los suyos?
-¿Proteger? Ay Pilar, no te hagas la ingenua, que no te luce. Y párala ya con esa sonrisa. Se va a dar cuenta que estamos hablando de él. 
-Que se de cuenta. Mira, ahí viene.

-¿Por qué tan solas?
-Aquí esperando que pase un caballero y nos invite a una cerveza.
-Dos cervezas, ¡Cantinero!
-¿Y dónde piensan pasar año nuevo?
-Sobrevivimos a noviembre, algo hay que hacer para festejarnos entre tanto muerto.
-No lo hemos discutido aún. Es que Lucía no es de fiestas. Y los hombres, le gustan buenos, en cuerpo y alma.
-Eso sí es un problema. ¿Es verdad lo que dice tu hermana, Lucía?
-Por suerte o por desgracia.
-¿Y a ti cómo te gustan Pilar?
-Como vos. Malos hasta los huesos.
-¿Y quién te dijo que mis huesos eran malos? Vea esta sonrisa mujer... Mire este guiño de beso...
-Lástima.
-¿Lástima por qué?
-Porque no sos pa´mí. 
-Ah, eso sí es muy cierto. 
-Malo tenías que ser.


No hay comentarios: