lunes, 13 de agosto de 2012

Nunca digas Te Soñé


                                                                     Fotografía: Juan Cano

Nunca digas Te Soñé.
Tampoco Me Desperté pensando en Vos.
Guárdate el secreto. Toma el camino del laberinto y no mires atrás.
Nadie te sigue. Nadie te busca. Nadie te sueña.
Cuando sea hora de dormir, imagina Blanco Blanco Blanco para que tu mente se acostumbre
y no dibuje el centro y el contorno de alguien más.

Nunca digas Te Soñé.
No regales tu magia.
¿Para qué?

Suéñate más bien sobre una pradera
soplando una esas flores
que se hacen llamar
Pensamiento.

Suéñate entre un bosque
perdida
sin capa roja
sin leñador
sin animales salvajes
y sin abuela que visitar.

Suéñate en un río
nada fuerte
vence la corriente
flota
araña un arbusto
agarra una roca.

Suéñate en Saturno
toma su aro por pulsera
convierte en hula hula
su gravedad.

Y recuerda no soñarlo
para no tener más nunca la tentación
de decirle
Te soñé.


No hay comentarios: