viernes, 1 de junio de 2012

Ríes o sonríes

Fotografía: Juan Cano

Río. Siento como mi estómago quiere ser actor al pretender reventarse. Estoy contigo. Te veo pasar. Crees que no vas conmigo y qué va... ahí estoy.

Tengo tu lengua en la memoria de mi boca, tu sabor de hombre tiene a mis papilas en huelga. La abstinencia me hizo llorar pero ahora me causa risa. Un caballito de mar es el último dibujo que un cubo de azúcar, derretido por el café, pintó en mi lengua. El calor lo envío al galope y su trotar pretende encontrar, en algún punto, tu sonrisa.

Estoy abrumada por las imágenes tuyas que mi archivo retiene y reproduce a un millón de veces por segundo. Sos el film favorito de mis recuerdos. Es entonces cuando te encuentro y tu mirada me desaprueba pero yo evito mirarte allí donde no soy diestra para leer. Prefiero y me quedo con tu boca.  Cuando te conocí creí que sabía besar, contigo descubrí que estaba por aprender.

El caballito se ha vuelto estrella, ahora es una galleta la que se deshace y pienso que todo lo dulce tiene un ingrediente irreductiblemente tuyo, o es al revés: tú tienes un ingrediente irreductiblemente dulce. Sí.

Qué aburrido es desvestirse cuando no estás mirando. Prefiero dormir vestida a pasar por el vacío de tu mirada en mí.

No he querido bañarme sola así que te he convertido en jabón todas las mañanas. Así tu tacto no está tan lejos...

... ¿Ríes o sonríes?








No hay comentarios: