lunes, 14 de mayo de 2012

Carta de mi abuela Rosina

Cartagena Septiembre 7 de 1988


Niña
Claudia Patricia Restrepo
Medellín


Mi querida nieta:
Unos días de atraso, pero con todo mi cariño, te mando este pequeño aderezo como expresión más de mi afecto. Al cumplir tus once años quiero que lo luzcas en mi nombre esperando que te guste mi detalle.
Desde hoy te digo que estás invitada a pasarte todas las vacaciones a mi lado ya que a ti linda, te sienta muy bien la costa con su calor y el mar.
No me has contado mucho pero por lo que sé y lo que cuentan tus papás te va muy bien en el estudio espero seas una estudiante brillante ya que Nuestro Señor te dio el gran don de la inteligencia y la madurez para pensar y actuar.
Claudia, todavía haces tus poesías? algún día dedícame una a mí que tanto te quiero, mi poetiza nieta.
Sigue siempre piadosa y buena como hasta ahora, y en tus oraciones encomienda mucho a tus padres que son tan adorados, responsables y esmerados en su trabajo.
Ayuda a tus hermanitas pra que ellas también progresen como tú; a todas las quiero no como nietas sino como tres hijas más.
Me contó tu mamá que el día de tu cumpleaños invitaste a tus mejores amigas, eso me encanta porque así pasas momentos muy agradables. ¿Te regalaron muchas cositas?
Si quieres puedes escribirme unas lineas o darme una llamada. Me encanta oir tu voz dulce y cariñosa.
A tus papás y hermanitas besos muy cariñosos y especiales.
Tú recibe besos y abrazos de tu abuelita que cada día te quiera más.
                                                                                                                 Rosina

PD: Ojalá pudieras venir para la primera comunión de Eudardo Vicente que va a ser el 25 de Septiembre y se la festejarán en el Hilton.
                                                                  Vale



Abuelita: llevo tu carta en mi agenda. No te he escrito un poema porque apareces repetidamente en entradas de este blog, desde Zapote hasta una que lleva tu nombre el día que partiste.
Te pienso mucho... ayer día de madres, almorzamos la receta de lasagna que era parte de tu saber.
No tuve que llamarte para desearte un feliz día. Mi corazón te tuvo presente gran parte del tiempo.
Gracias por todo lo que me enseñaste.




No hay comentarios: