lunes, 26 de septiembre de 2011

Mecánica Cuántica y Realidad





Hace algunas semanas abrí mi computador muy temprano y busqué en mis documentos algún cuento en el cual seguir trabajando y me topé con un archivo llamado ensayos... lo abrí porque no me sonaba a nada de lo que hubiera escrito últimamente, tampoco nada de lo que hubiera bajado conscientemente y efectivamente, no era mío pero quizás si para mí. Está en inglés y se titula Quantum Mechanics and Really by Thomas J. MacFarlane 1995 (para mayor información acudir a www.integralscience.org)
Me senté a ojearlo como quien no quiere la cosa y terminé imprimiendo las primeras quince páginas y los postulados 101, 102 y 103.
El documento resultó ser mucho más que una compilación de ensayos. Resultó ser un intento de incorporar la ciencia y el misticismo en una sola y coherente forma de ver las cosas. Algo que hasta el momento me resultaba imposible de concebir, aparecía de pronto en mi equipo, por una razón que desconozco, explicándome la diferencia entre lo real y lo no real, entre el vacío y la dualidad y entre el vacío y la no dualidad. 
Alguien debió trabajar mientras yo descansaba.... fue mi sarcástico e incrédulo pensar. Por eso tuve que continuar e ir más allá. Confiar en mi intuición y leer unas premisas aleatorias, 


- Ibn Arabi 8 (101)
From the Reality that identifies form and void, O=   , we imagined distinction between form and void, O not =;     , so that all form, all distiction, is mistaken to be distinct from the void, from indistinction. This mistake represents and ignorance of the fact that the True Non-dual Reality necessarily comprehends both the dual and the non-dual, so that the dual is, in Reality, identical to the non-dual. Now with ignorance veiling this Reality from view, distinction comes to the fore and dominantes non-distinction. As yet, however, there are no distinctions between forms themselves. All form is identified as form only. Here we reside on the universal level where resides the seed of all creation. On the one hand, this seed is the origin of multiplicity of all things; on the other hand, this seed is, in Truth, identical with the original Unity.

He in his unity of all things: so that we must either call all things by his name, or call him by the names of all things. 

(102) Hermes:

"The structure inherent in this seed will determine the development of all form.
Explicity, the structure of this seed is that of distinction and form. yet, implicity this seed links form with emptiness, distinction with no-distinction. When we ignore the implicit unity implicit in distinction, we are, as it were, only looking at one side of the seminal distinction. On its other side, its other face, is non-distinction. This first distinction thus implicity contains its opposite, non-distinction.  The distinction itsfelf is the veil that hides non-distinction from view. But although this distinction divides, it also connects; while it separates it also binds.
Each thing has two faces, a face of its own, and a face of its Lord; in respect of its own face it is nothingness, and in respect of the Face of God is Being. Thus there is nothing existence save only God and His Face."

-Al Ghazzali (103)
Where ther is no distinction we have no choice in development except to create distinction. With distinction, however, we have choices. One choice, as seen above is to enter into form and return back into emptiness. Thata appears  as creating distinction and disolving it. On this path we first ignore Reality to obtain distinction, then forsake distinction to recognize reality.


Lo anterior es complejo de traducir pero plantea la vida más allá de la dualidad. El protagonismo como una forma de buscar distinciones en un universo que adquiere la forma de la estructura de la semilla que habita. Y donde finalmente abandonar las distinciones es regresar a la realidad. En un mundo tan convulsionado como el actual esto sería como revolcar las instituciones de tal suerte que acepten al ser desde que nace y no pensar que es alguien que se hace. Los derechos humanos son estructuras de palabra más no de acción. En ellos se ve la dualidad. La oportunidad y la falta de oportunidad. La vida, la muerte y aquello que transcurre entre ambos escenarios.
El místico es una figura en vía de extinción quizás porque supo retirarse para darle espacio al científico de expresarse. He visto como le hacen tomografías a la fe... como le adjudican colores en el cerebro. Y como ya de nada vale, el ejemplo y una vida austera. 
La realidad es una ilusión...aparece en todas estas páginas, en el budismo que práctico y aún así...¡Duele está ilusión! Quizás porque la búsqueda siempre será individual, el vacío siempre existirá, la humanidad siempre creerá que la tierra es de una u otra manera y el que sea plana, redonda o tengamos visitantes del espacio, no cambiará la sensación de soledad. Ese ingrediente de vacío que también portamos. Ese Thanatos desnudo que camina con nosotros y no se conforma con el Eros sensorial. La muerte es mucho más impactante que la vida. Conocer su mecánica es aceptar que estamos muertos y caminamos o estamos vivos mientras soñamos. 

No hay comentarios: