jueves, 29 de septiembre de 2011

Nuevo Crop Circle en Wilton Windmill




Un nuevo Crop Circle el pasado 22 de Mayo
tiene descrestada la comunidad científica. Tiene como marco de referencia la Ecuación de Euler.

"Tras su difusión en medios de comunicación británicos, matemáticos del London University College se sorprendieron de que es increíblemente inteligible a primera vista. No en balde, muestra un código en ASCII, con un mensaje que puede decodificarse en nueve dígitos de código binario.
A estos matemáticos se han sumando pronto académicos, científicos transdisciplinares, biogenetistas y físicos. Y todos convergen en la interpretación del código, demostrando una excelencia y objetividad sin precedentes hasta ahora en ningún otro crop circle conocido. En particular, la aplicación al crop circle de la llamada Ecuación de Euler ofrece resultadosfrancamente extraordinarios.
De hecho, todos mantienen que en ese escenario, hay tres fases coincidentes temporalmente con eventos de entrada en un horizonte de sucesos de un puente (Einstein-Rossen) Un agujero de Gusano. De la información contenida en las ecuaciones parece inferirse, que cada posición de los sectores replica exactamente diferentes escenarios que son simétricos entre sí, y que se corresponden con un viaje al Pasado: Vamos hacia el origen, o vamos a cambiar de plano. Finalmente, se ve una elección entre diversos planos posibles.(Diversos escenarios alternativos).
En resumen, esto es a lo que conduce la cuenta atrás reflejada en el crop circle de Wilton Windmill:
1. Se ha iniciado la cuenta atrás para un cambio de plano dimensional de la Tierra en su conjunto y, con ella, de la Humanidad.
2. Ante tal cambio, nuestro ADN ya se está preparando y mutando.
3. Llegado al momento final de tal cuenta atrás y, por tanto, al cambio de plano dimensional, se abrirán distintos escenarios dimensionales -energéticos y vibracionales- alternativos entre los que cada persona elegirá en libre albedrío y según su Consciencia y frecuencia vibratoria propia.
El resumen de la información transmitida por el crop circle es, pues, una especie de telegrama o email que nos alerta sobre la proximidad y perfiles básicos del cambio.
Seguro que, en la medida que la cuenta atrás avance, nuevos crop circles ampliaran esta información y ofrecerán algunos consejos prácticos."

Es la segunda vez que incluyo Crop Circles en el blog. A mi mente le gusta pensar e incluso asegurar que no estamos solos en el universo. El desarrollo de la humanidad en los últimos 50 años es equivalente al grado de degradación que generaron las guerras... da mucho para especular sobre lo que será nuestro futuro. Desde una óptica realista somos el mayor virus que tiene el planeta. Tenemos mente más no consciencia y eso nos hace consumir de manera irracional los recursos que de otra manera, no se verían amenazados por nuestra existencia. Como asmática puedo dar fe de lo que el clima está generando incluso en nuestros cuerpos. El abismo es inminente y aunque lo sabemos, el pánico nos enfrenta en lugar de ponernos a trabajar unidos en pro de la naturaleza, la humanidad y la Tierra. 
Confieso que no soy ecologista, ni siquiera soy vegetariana, a duras penas reciclo y lo hago  más por obligación que por gusto. Adoro los animales eso sí. Y me conecto fácil con ellos o ellos se conectan fácil conmigo. Les comparto esta entrada porque algo está pasando. Muchos lo estamos sintiendo. Nuestro inconsciente está migrando hacia nuevas aguas y arriba hay algo. No hace falta calificarlos de amigos o no. El sólo hecho de que estén dejando mensajes que nuestra comunidad científica pueda leer, representa un intento de comunicación válido. 
A mi me gusta llamarlos Maestros. Y le agradezco a Clara por haberme enviado el correo con la información. 


lunes, 26 de septiembre de 2011

Mecánica Cuántica y Realidad





Hace algunas semanas abrí mi computador muy temprano y busqué en mis documentos algún cuento en el cual seguir trabajando y me topé con un archivo llamado ensayos... lo abrí porque no me sonaba a nada de lo que hubiera escrito últimamente, tampoco nada de lo que hubiera bajado conscientemente y efectivamente, no era mío pero quizás si para mí. Está en inglés y se titula Quantum Mechanics and Really by Thomas J. MacFarlane 1995 (para mayor información acudir a www.integralscience.org)
Me senté a ojearlo como quien no quiere la cosa y terminé imprimiendo las primeras quince páginas y los postulados 101, 102 y 103.
El documento resultó ser mucho más que una compilación de ensayos. Resultó ser un intento de incorporar la ciencia y el misticismo en una sola y coherente forma de ver las cosas. Algo que hasta el momento me resultaba imposible de concebir, aparecía de pronto en mi equipo, por una razón que desconozco, explicándome la diferencia entre lo real y lo no real, entre el vacío y la dualidad y entre el vacío y la no dualidad. 
Alguien debió trabajar mientras yo descansaba.... fue mi sarcástico e incrédulo pensar. Por eso tuve que continuar e ir más allá. Confiar en mi intuición y leer unas premisas aleatorias, 


- Ibn Arabi 8 (101)
From the Reality that identifies form and void, O=   , we imagined distinction between form and void, O not =;     , so that all form, all distiction, is mistaken to be distinct from the void, from indistinction. This mistake represents and ignorance of the fact that the True Non-dual Reality necessarily comprehends both the dual and the non-dual, so that the dual is, in Reality, identical to the non-dual. Now with ignorance veiling this Reality from view, distinction comes to the fore and dominantes non-distinction. As yet, however, there are no distinctions between forms themselves. All form is identified as form only. Here we reside on the universal level where resides the seed of all creation. On the one hand, this seed is the origin of multiplicity of all things; on the other hand, this seed is, in Truth, identical with the original Unity.

He in his unity of all things: so that we must either call all things by his name, or call him by the names of all things. 

(102) Hermes:

"The structure inherent in this seed will determine the development of all form.
Explicity, the structure of this seed is that of distinction and form. yet, implicity this seed links form with emptiness, distinction with no-distinction. When we ignore the implicit unity implicit in distinction, we are, as it were, only looking at one side of the seminal distinction. On its other side, its other face, is non-distinction. This first distinction thus implicity contains its opposite, non-distinction.  The distinction itsfelf is the veil that hides non-distinction from view. But although this distinction divides, it also connects; while it separates it also binds.
Each thing has two faces, a face of its own, and a face of its Lord; in respect of its own face it is nothingness, and in respect of the Face of God is Being. Thus there is nothing existence save only God and His Face."

-Al Ghazzali (103)
Where ther is no distinction we have no choice in development except to create distinction. With distinction, however, we have choices. One choice, as seen above is to enter into form and return back into emptiness. Thata appears  as creating distinction and disolving it. On this path we first ignore Reality to obtain distinction, then forsake distinction to recognize reality.


Lo anterior es complejo de traducir pero plantea la vida más allá de la dualidad. El protagonismo como una forma de buscar distinciones en un universo que adquiere la forma de la estructura de la semilla que habita. Y donde finalmente abandonar las distinciones es regresar a la realidad. En un mundo tan convulsionado como el actual esto sería como revolcar las instituciones de tal suerte que acepten al ser desde que nace y no pensar que es alguien que se hace. Los derechos humanos son estructuras de palabra más no de acción. En ellos se ve la dualidad. La oportunidad y la falta de oportunidad. La vida, la muerte y aquello que transcurre entre ambos escenarios.
El místico es una figura en vía de extinción quizás porque supo retirarse para darle espacio al científico de expresarse. He visto como le hacen tomografías a la fe... como le adjudican colores en el cerebro. Y como ya de nada vale, el ejemplo y una vida austera. 
La realidad es una ilusión...aparece en todas estas páginas, en el budismo que práctico y aún así...¡Duele está ilusión! Quizás porque la búsqueda siempre será individual, el vacío siempre existirá, la humanidad siempre creerá que la tierra es de una u otra manera y el que sea plana, redonda o tengamos visitantes del espacio, no cambiará la sensación de soledad. Ese ingrediente de vacío que también portamos. Ese Thanatos desnudo que camina con nosotros y no se conforma con el Eros sensorial. La muerte es mucho más impactante que la vida. Conocer su mecánica es aceptar que estamos muertos y caminamos o estamos vivos mientras soñamos. 

TANGO



Este último trimestre será de Tango. Tarantantan Tan tan tan tan, Tarantantan Tan tan tan tan tan...
Bailaré tango con la vida o dejaré que la vida baile tango conmigo. Me doblaré hacia atrás, confiada en que alguien me sostiene la espalda. Usaré tacones sin miedo a resbalar. Me pintaré los labios de rojo. Vestiré el negro sin agüero. Escucharé muchas melodías y contaré los pasos sobre una tarima negra de vino tinto telón. Allí estaré, a oscuras. Esperando la tonada para comenzar. El tango y yo seremos uno; como aquella vez que lo bailé en Suiza con un bogotano. Un pub fue el escenario entonces para que mi falda negra se dejara seducir por esa invitación extraña y casi ilógica de bailar el sur en el norte. 

Hoy desperté escuchando a Gardel: Volver... Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada...; Acaríciame en sueños suave murmullo de mi suspirar, todo ríe en la vida si tus ojos negros, me quieren mirar...

Quiero regalarle ilusión a mis ojos negros torpes de llorar...quiero sentir que si mi pies se mueven el mundo no tiembla y no hay tarima que me haga dudar. Quiero Tango en mi sangre, pasión en mis piernas. Quiero encarnar el tango para bailar la vida. Y claro, si te animas, búscame en la tarima negra del teatro sin luz... en aquella esquina donde una mujer, no una bailarina, quiere darle vueltas a la vida y no permitir que la vida le de vueltas. Sabrás reconocerme por la cola de caballo templada, las piernas largas, los ojos negros y este pequeño lunar que llevo en el rostro junto a mi nariz, arriba, al lado izquierdo. No necesitas traer nada diferente a ti. Toma mi cintura entre tus brazos y llévame. 


jueves, 22 de septiembre de 2011

El barco psíquico



El cine durante décadas a usado la frase Primero las mujeres y los niños en los escenarios donde el barco se hunde o el edificio está en llamas. De modo que los botes salvavidas son rápidamente allanados por mujeres con niños en brazos, muertas del frío y por lo general, llorando. Entonces los hombres se han quedado a demostrar su valentía arriesgando sus vidas por unos cuantos. No sé de dónde proviene el Sálvese quien pueda pero tuvo que haberlo dicho un cobarde irremediablemente sensato. 

Mi propósito hoy no es hablar de los barcos reales sino de los barcos psíquicos. Esos en los que vamos montados cuando tenemos un trabajo, un estilo de vida, una pareja, una familia, unos amigos y unos hábitos -cualesquiera que ellos sean- y dónde tengo que decirlo: son barcos frágiles. Están constituidos por todas las fichas de dominó que hemos ido acumulando con los años y en un punto cualquiera olvidamos la diferencia entre un par cero y un par seis, son un par al fin y al cabo, y nos da lo mismo mientras podamos escarbar en la memoria y sepamos dónde encontrarlos. El cataclismo ocurre cuando una ficha de ese dominó, parte de algún barco dice: Sálvese quién pueda. Las pesadas aguas del inconsciente golpean la proa de bulbo y con una pequeña fisura amenazan con hundir nuestra nave matriz.
Una de las cosas que más me gusta del inconsciente es su androginia. Uno podría decir por el artículo que lo precede que es masculino pero yo diría que no... el inconsciente es tan femenino como masculino, tan mamífero como reptílico. Por eso es tan poderoso. La salvación no depende de las órdenes externas, depende de una voluntad subterránea tremenda. 
Quienes hemos estado en una cómoda posición de primero las mujeres; en algún punto nos damos cuenta que tenemos a toda costa que sacar el masculino que portamos en los genes. De lo contrario na nay supervivencia. El mejor amigo de uno es uno mismo. También el peor enemigo de uno, es uno mismo. Entre dejarse morir y vivir no hay distancia. Los barcos de la psiquis no transitan distancias, recorren procesos muchas veces laberínticos y falseados pero procesos al fin y al cabo. Me resuena eso de Sustancia Gris, y cuando recuerdo los cerebros en el laboratorio de ciencias, la imagen siempre es de una masa pegajosa y surcada. La psiquis necesita esos canales para que nuestros barcos transiten entre la realidad, la imaginación, el deseo, la ira, la frustración y todo lo que nuestra cabeza en su proporción al cuerpo, porta. 
Mis barcos psíquicos son complejos. Lo digo porque soy una mujer que le da tanta importancia a lo onírico como a lo real. Y más allá de la enfermedad o mis otros yo. Mis barcos tienen la característica de ser más impulsados por la emoción que la razón. Y sí, lo sé. La emoción también tiene su porción en el cerebro pero yo no he dejado nunca de sentirla más en el estómago. Es una conexión extraña esta de las dendritas. Tanto, que dicen que las mismas neuronas que se producen en el cerebro, existen en el intestino. Lo leí hace poco y me impactó. Me imaginé entonces todos los excrementos que puede acumular el barco psíquico y entendí porque son necesarios 9 metros para expulsarlos. 
En este punto, ya el barco psíquico no es un barco meramente mental. Es un agregado de experiencias ya sean afectivas, ilusorias o traumaticas. Vaya barco este, con su dominó. Otros tendrán barcos de ajedrez, damas o incluso cruceros con casino a bordo. Todo es posible en estos mundos por estos tiempos.
Mi barco es de estructura dominó. Ahora, tiene una fisura en el mango. Ustedes dirán que el mango no existe como pieza de un barco y es cierto, en sus barcos habrá popas, proas, mástiles, velas y muchas otras partes pero no mangos. El mío tiene uno y equivale al corazón. No es mi capitana la averiada, es su mango el que desconoce las aguas y abismos que le esperan frente a la impermanencia de la vida y la fugacidad que cruza en su horizonte.

 

martes, 20 de septiembre de 2011

La cápsula del tiempo

Corría el año 1999 cuando la Navidad nos sorprendió con el cambio de siglo. Mi padre, que no es muy amigo de la pólvora, mandó a comprar un millón de pesos en voladores y juegos artificiales de los más hermosos colores para celebrar el año nuevo. Nos habíamos hospedado en un edificio en el laguito en plan "patota" (los míos, los tuyos, los nuestros) como suelen ser los planes que a él le gustan. Hicimos una fiesta con máscaras y todos los primos y tías vinieron de visita. Hubo ron hasta el final y acordeones para bailar. Mi padre y los músicos siempre han sido amigos. Y esa Navidad tuvo su dosis de vallenato venteado. 
Al día siguiente, primero de enero, fuimos a la casa de la tía Cecilia a las fotos de rigor y nos encontramos con la cápsula del tiempo. Un cilindro de apariencia metálica y calcomanía futurista que hacía las veces de alcancía para los papeles que allí se depositarían. Una idea promovida por uno de los periódicos nacionales. Todos sin excepción en la familia debíamos diligenciar una pregunta:
 ¿Qué estarás haciendo dentro de diez años?
Una pregunta que podía abordarse de muchas maneras, desde lo profesional, lo afectivo, lo familiar... 
Recuerdo que la pregunta me incomodó. De mala gana respondí que me veía trabajando en una ONG, casada, con una hija y pasando vacaciones en Estambul. Por aquel entonces yo estudiaba administración y sí, creía que con un trabajo en una ONG podía cambiar el mundo. Era una ilusa.
Hoy sin embargo, me gustaría regresar el tiempo a ese momento porque no hice trampa; y hoy me gustaría  ver lo que los demás contestaron. Ya pasaron los diez años y nadie me habla de la cápsula. Quizás pueda devolver el tiempo y tener una adorable conversación con el tío Lucho mientras desenrollamos juntos  los demás papeles con las vidas ilusorias de todos los miembros de nuestra familia. Saber si Juan Pablo se veía cineasta. Si Caro se sabía administradora o sí Moni se imaginaba la abogada que es. 
Quisiera volver en el tiempo para alterar el curso de los acontecimientos. O no, tal vez no quiera alterar nada. Nada más que a mí misma. Escuchar más. Hablar mucho menos. Agradecer todo. Agradecer mucho. Abrazar. Sonreír más a menudo. 
Si me pusieran otra cápsula creo que haría un dibujo o tomaría una foto con el presente para no olvidar los detalles, las formas, los rostros, las sonrisas, lo compartido. 


lunes, 19 de septiembre de 2011

A propósito de un fragmento de El Palacio de la Luna

"-Una voz transmitida eléctricamente no es una voz real- le dije-. Todos nos hemos acostumbrado a estos simulacros de nosotros mismos, pero cuando te paras a pensarlo, el teléfono es un instrumento de distorsión y fantasía. Es una comunicación entre fantasmas, las secreciones verbales  de mentes sin cuerpo. Yo quiero ver a la persona con la que estoy hablando. Si no puedo verla prefiero no hablar con ella." 
Paul Auster en El Palacio de la Luna




Quiero descomponer este fragmento para analizarlo bien. Cuando lo leí la primera vez tuve que hacer una pausa, soltar la novela, volverla a tomar. El personaje, Marco, es un joven anarquista intelectual y un ser que lentamente a llegado a la pobreza sin perder el orgullo. A todas sus privaciones les va encontrando una razón de no deber ser; pero esta de la comunicación es magistral, a mi modo de ver. 
"Todos nos hemos acostumbrado a los simulacros de nosotros mismos" es cierto. Y más aún en la época de la telefonía celular que te hace suspender lo que sea por contestar. Es decir dejamos de ser lo que estábamos siendo para construir en una voz un simulacro, que no teníamos planeado y que puede alterar todo nuestro rumbo. 
El verbo como secreción de mentes sin cuerpo y su analogía con los fantasmas me recuerda las tantas veces en la telefonía fija que se colaba otra conversación. Uno quería colgar pero era inevitable oír esas voces que uno no sabía de dónde provenían y mucho menos cómo se habían cruzado con las propias pero eran nuevas y tal vez tenían un mensaje importante que decir.  En el celular no ocurre eso. Lo máximo que sucede es que un equivocado llame y se ensañe con el número argumentando que es el de Rita o el de Joaquín.
Cuando el personaje dice Yo quiero ver a la persona con la que estoy hablando me parece que rescata la esencia de la comunicación. Comprende que es un asunto más allá del habla y la escucha. Es todo un cuerpo en posición para recibir el mensaje que el otro emana. Todos los sentidos listos y dispuestos. Cosa que ya, lamentablemente, no sucede. 
Yo quiero ver a la persona con la que estoy hablando es un imperativo. Es la necesidad de ver cómo reacciona a lo que le estoy diciendo. Cómo es su postura corporal, sus gestos, los movimientos de sus manos. Es leer su cuerpo más allá de su voz y lo que me expresa de sus pensamientos.
Auster y Richard Bandler son contemporáneos. Me pregunto qué tanto de PNL sabía Auster porque ese párrafo tiene la potencia de un neurolingüista pero la negación de un filósofo contemporáneo. 
"Si no puedo verla prefiero no hablar con ella" es un apuro. Si ella quisiera verlo no tendría cómo. 
Lo que existe entre líneas también es el Sí no quiero que me vea, lo mejor es no hablar con ella.

Atención: si pueden, sumérjanse en esta novela. Vale la pena.




lunes, 12 de septiembre de 2011

Escenarios, la intuición y el desdoblamiento

Hoy me enteré que existe una ciencia de "control" de las aperturas temporales. 
Jean-Pierre Garnier Malet es el padre de la teoría del desdoblamiento del tiempo.


Y para quienes apenas nos estamos familiarizando con la física cuántica es interesante revisar sus postulados. Según Garnier, siempre hay un doble nuestro anticipando nuestro acontecer. Eso que llamamos intuición no es más que ese yo multiplicándose a favor nuestro.



"Es preciso ser dos para intercambiar información: uno de ellos viaja entre su presente y su futuro. El otro entre ese futuro (que es su presente) y el futuro de ese futuro (que es su propio futuro). Así pues, las tres realidades presentes -del pasado, del presente y del futuro- son accesibles al mismo tiempo por intercambios de información en las aperturas temporales."

Les comparto algunos de los postulados:


  • "Nuestro doble es un explorador o mensajero. Está ahí para asegurarnos el mejor presente a cada instante. Está listo para darnos todas las informaciones necesarias en cuanto se lo pidamos. Puesto que “él” es “yo”, está siempre dispuesto a crearnos el mejor porvenir.- Cuando estamos seguros de recibir ayuda en todo momento y en todo lugar, esta confianza se vuelve un automatismo saludable.
  • Nuestro doble tiene la capacidad de explorar lentamente nuestro futuro, en un tiempo tan rápido que no nos damos cuenta de ello. En nuestro tiempo recibimos sus consejos en forma de sugerencias inmediatas, que crean nuestra intuición.
  • El hecho de estar desdoblados sin tener tiempo de darnos cuenta, nos da la sensación de saberlo todo intuitivamente, sin tener que pensar en nada.
  • Nuestro cuerpo es un receptáculo de informaciones necesarias que nuestro “doble” llena en cuanto puede. Todas nuestras células obedecen a la voluntad de este otro yo, que espera nuestro consentimiento para venir a visitarnos.
  • Su benevolencia es incuestionable porque “él” es “tú”, y siempre lo será puesto que te asegura la vida después de la muerte, en otro tiempo, pero como es imperceptible lo hemos olvidado. Es buscando y reencontrando el contacto con nuestro “doble” que podremos equilibrarnos y entender el objetivo de nuestra vida terrestre. 
  • ¿Cómo proyectamos nuestro futuro? La anticipación es un principio vital. Es con nuestros pensamientos que proyectamos nuestro futuro. Si vamos por la calle y alguien nos da un empujón y pensamos ¡lo mataría!, este pensamiento ya está abriendo un futuro potencial asesino para nosotros en nuestras aperturas temporales.Esto lo podemos modificar con un sencillo intercambio de información: con un pensamiento contrario y tranquilizador. Así reina la paz en el futuro. La ley de los tiempos es sencilla: “Si nadie en la Tierra pensara en matar, no existiría ningún futuro potencial asesino y la actualización de un asesinato sería imposible”.Todo depende, pues, de nuestro modo de vida y de nuestros pensamientos que crean el conjunto de nuestras posibilidades de futuro y eso durante los aproximadamente veinticinco mil años de nuestro desdoblamiento actual.Nuestro doble puede modificar los futuros que nosotros hemos creado, siempre a petición nuestra. 
  • Cuando le damos las gracias, él entiende que va por buen camino y no duda en seguir adelante con lo que ha empezado, en función de las informaciones que recibe de su pasado.  Restablecer un cuerpo enfermo o acallar una mente angustiada viene a ser cambiar el futuro y consecuentemente cambiar el mundo. El quejarse o lamentarse crea inmediatamente en el futuro algo del que poder quejarse o lamentarse."

En mi caso, diría que sí, la conexión entre el sueño y la intuición es enorme; al igual que el pensamiento y la enfermedad. Anticipar la enfermedad en manos del temor es caer en sus redes desde un principio. Ahora bien, ¿cómo pensar diferente? ¿Piensa mi doble por mí o yo creo pensar por ambos? Los que hemos vivido situaciones mentales extremas sabemos que hay un punto de quiebre en la consciencia donde el yo es difícil de identificar porque las ideas que asaltan son autodestructivas y ningún yo se autodestruye a menos que tenga mucho peso su viajero y quiera librarse de la responsabilidad de un presente determinado. Lo que quiero decir con esto es que los escapistas de realidad estamos negando la posibilidad de ser otros. Estamos enfrascados en el tiempo presente como un bicho en un experimento de ciencias. Y anhelamos liberarnos del cuerpo físico a toda costa. De alguna manera siento que abrimos el espejo del viajero y sabemos que es mejor ser el dos que el uno.



Ahora bien, por fortuna la corriente de pensamiento occidental no es la única a la que tenemos acceso. La filosofía y las prácticas orientales nos brindan la posibilidad de entrar en comunión con este cuerpo que elegimos para una misión que no por ser desconocida, es menos verdadera. Una misión que no es más que un viaje. El viaje por la vida en la nave corpórea. 


Lo interesante ahora es que mi otro yo quiere estar con tu otro tú, mientras yo veo la tarde transcurrir en quietud gris que en nada se parece a mi chakra raíz.




jueves, 8 de septiembre de 2011

Agua y Arena

Eres como ola que muere en la playa. A ratos quiero ser tu playa. Que tus emociones vengan y se vayan. ¿Qué importa no tenerte si tu espuma me acaricia? No espero a nadie más, no tienes que golpearme. Mírame... soy la arena con la que otros construyen castillos, arena de huellas que no se repasarán. Mírame, no pretendo estancarte  ni hacerte cambiar tu elemental. Eres agua, yo soy tierra, arena nada más. 
Vienes y me arañas y crees que no sé que algo de mí te llevas al fondo del mar. Ya olvidé quién le enseñó al otro la sal, si fuiste tú quien la trajo o yo la tenía para que viajarás con provisiones. ¿La sal es mi piel o tu caricia? Tu caricia más bien. Es así como reflejo el sol en granitos producto de nuestra unión. A ratos ardo y me siento tan bien, tan poderosa, tan capaz de alejar los extraños que no saben tocarme como tú lo haces. Pero entonces vienen con sus sandalias de hule a pisarme, a recordarme que no puedo moverme, que tengo que esperar por ti. Llevo una eternidad esperando y conformándome con tus mordiscos. ¿Por qué no me cubres en una leva nocturna de luna llena? Respirar... a quién le importa, aprenderé a lidiar con tus monstruos. No creo que tus algas me hagan daño. ¿Los corales? que vengan también, no importa que no los conozca. Si son parte de ti, he de amarlos. 
No, no... seguirás tendida en la playa, seguiré viajando y regresando a ti, no puedo exponer tu dorada piel a mi oscuro suelo, no puedo cambiarte, ¿es que no entiendes que necesito morir y renacer en ti?


martes, 6 de septiembre de 2011

Se me ha dado por ser un jardín




Mis dos últimas apariencias han sido de flor.
Se me ha dado por ser un jardín
y no logro atraer abejas

O tal vez vienen cuando mis capullos duermen
tal vez se mofan de estos colores
de tanta luz
o tanta desfachatez.

Pero es que, ¿quién no ha querido ser un jardín?

Dime Sinan
lo que tu lente captura.

¿Acaricia tu mirada el preciso tallo
el amarillo puro
el sol en un pétalo?

Se me ha dado por ser un jardín
quizás su maleza
su tierra negra
su abono estiércol.

Si quiero pretender el jardín
debo ir a sus cimientos.

-----

Fotografía, Sinan Karapinar




lunes, 5 de septiembre de 2011

Ventanas

Adoro el escritorio del computador por su efecto ventana. Es así como mientras miro tu fotografía, escucho Good Enough de Evanescence. "I can´t say no to you"...; y estoy pendiente del correo, por sí acaso.
Por fortuna nací en este siglo. No me imagino despidiendo o a la espera de un carruaje con la anhelada carta. No me como las uñas pero soy un foco de ansiedad. De haber tenido que exponer mis pensamientos a intermediarios habría sido incendiada por bruja o perseguida por hereje.
Me gusta la soledad del siglo XXI, no la de grandes salones con trajes pomposos. Me gusta la versatilidad de las formas, lo directo de los lenguajes, el cada vez menos espacio para la suposición. A ratos pienso que las ventanas de los computadores se harán tangibles  y en efecto podremos saltar por ellas. Viajar a través de las imágenes. Escoger un destino y con poner el dedo ser transportado allí adónde queríamos ir. Hacer viajes espaciales. Pensar en el Hubble no sólo como telescopio espacial sino como una estación de servicio para viajeros interestelares. Ir a U1 o a U2, mis estrellas favoritas en la constelación de Escorpión. Ver que hay allá que me atrae tanto la mirada desde 1991. Buscar mi utopía. Tocar tu ventana y pedir permiso para entrar. Ver si tus ojos están...
Sacarle el máximo provecho a esto que llaman conectividad. Esperar tu respuesta y si es el caso, dejarte una nota amarilla en el escritorio con un Estuve aquí, no tardes confiada en que comprendas que mi no tardes es una invitación a mi ventana. Y no, no importa que no sepas como luce mi casa. Podemos hacerla lucir diferente con los colores de Paint. O simplemente tu me prestas tu verde y yo le agrego café. 

Septiembre Azul



Septiembre Azul



Después de una década, los atentados a las Torres Gemelas siguen ocupando el primer lugar de sintonía en los canales internacionales. Nuevas declaraciones e historias surgen para revivir el terror, la indignación e incluso el odio hacia los extremistas islámicos. Y uno ve en esas caras que una Nación puede no recuperarse a un ataque  bélico. Lo curioso es que no muestren las rostros de Irak, los niños de esa guerra en venganza. Oriente es el diablo de Occidente y viceversa. Y en medio de todos está el petroleo que destruye ambos hemisferios. Nadie ve NatGeo, pocos saben qué es el plancton y sin embargo, Oriente lo está destruyendo al extraer el petroleo  y Occidente es el que más lo consume. Estados Unidos, como el primer consumidor, el dueño de las fábricas automotores, es suficientemente capaz de gestar tecnología solar para esos autos u otro mecanismo diferente al petróleo. Pero no. La ambición une a ambos hemisferios en una delgada linea negra. El calentamiento global es notorio. El clima cada vez más impredecible, los tsunamis arrasan poblaciones enteras y los líderes dicen que es la naturaleza. La naturaleza humana tal vez. La de la ambición, la codicia... hace poco leí que aquellos que mueven los hilos del poder quieren convertir al planeta en una Calcuta y no me sonó descabellado. También escuché hablar del capitalismo depredador y estoy de acuerdo en muchas afirmaciones. La corrupción ha llegado a todas las instancias. En particular, los Estados Soberanos. 
Y ya no existe el famoso libre juego de la oferta y la demanda. No sé que pensaba Smith cuando dijo libre juego. Todos los juegos tienen reglas. El capitalismo no. Quizás por eso pasó de ser capitalismo a salvaje y ahora a depredador. Las imágenes e información que llegan de Kenia son alarmantes. Miles de personas que no tienen ni la base nutricional para una comida al día. Niños en extrema pobreza a la espera de que la muerte se apiade de su sufrimiento. Carteles de comida, ¡por Dios!, de comida, aquella que envían los organismos de socorro termina en manos de bandidos que la administran a siniestra como mejor les convenga. ¡Qué dolor!

Yo quisiera que este septiembre no fuera negro sino azul, que en lugar de luto, se hicieran votos, que en lugar de llanto, se encendieran velas de ilusiones, que volviéramos a sembrar donde el campo es árido y le regaláramos una segunda oportunidad a la tierra.
No hay que tener fortunas para aportar grandeza. Hay que tener voluntad para compartir y fuerza para seguir haciéndolo. 
Hace un par de años propuse hacer una huerta en la unidad residencial donde vivía, para acercar a los niños al contacto con la tierra. Lo intentamos en unas conversaciones de adultos y no se llevó a cabo. Sin embargo, me enteré que una amiga de colegio, logró comenzar la idea, que también le surgió a ella, en el lugar donde vive. Adicionalmente, otra amiga comenzó a sembrar tomates en su casa por iniciativa propia. A las dos las felicito y espero puedan traducir sus logros en amistades que se interesen en lo mismo. Y es más, en Antioquia se está produciendo Vino en un municipio por la idea y constancia de dos médicos para lograrlo.

Septiembre azul... como este cielo en mi ventana. Ojalá que al leer esta entrada te preguntes que estás haciendo tú por el mundo y desarrolles una idea para hacerlo mejor.