martes, 3 de mayo de 2011

Prefiriría no hacerlo

Estoy recibiendo puesto y me encantaría poder responder Preferiría no hacerlo.
La literatura exige tiempo y concentración. ¿De dónde voy a sacar ambos si estaré copada de facturas, inventarios e informes? Tengo miedo a no ser lo que espero de mí. Lejos de todo recuerdo gris, una mujer decidida aflora y son palabras sus esporas. Domina los números pero los siente sables que la destrozan. ¿Cómo convivir con esta ambivalencia? ¿Cómo ser ambas sin cederle el protagonismo a ninguna? Disciplina mujer.

No hay comentarios: