miércoles, 29 de diciembre de 2010

Sobrio y no elegante

Es posible combinar la palabra sobriedad sin su consabida elegancia. Es posible para mí  que como autora tengo de  referente para sobria una sombrilla negra o una aceituna del  mismo color y la elegancia me hace pensar en una elefanta muy preñada y no resuelta a dar a luz por temor a la dependencia de la cría y las responsabilidades que ello le genera, el cambio en su dieta y estilo de vida y demás.
Sé que puede sonar disparatada mi entrada de hoy, pero es tan necesaria como mis cambios de look en la plantilla inicial. Me recuerdan de la in permanencia de todas las cosas y me ayudan a continuar in permanente un día más. Siempre es un día lo que necesitamos para sentir que estamos vivos. El resto son proyecciones de nuestro afán de corroborarlo. UN SÓLO DÍA.Es increíble que así sea pero es fantástico. Y más aún cuando uno puede declararse feliz.
Gracias a la vida que me ha dado tanto...
Gracias a mis amigos que me han acompañado...
Gracias al amor porque nunca me ha faltado...
a tal punto que sé que es sobrio y no necesita ser elegante.

martes, 28 de diciembre de 2010

De soledades y brasas

Las mías queman como el hielo y no dejan huella para revelar su incendio. "La soledad también puede ser una llama" diría un poeta cuyo nombre no recuerdo o no quiero recordar. El día de los inocentes me sorprendió bien temprano, trabajando, habría preferido que me tomara por sorpresa, tarde y soñando.

He dejado de creer en tantas ilusiones este diciembre que me aferro a mi realidad de soledad como una ilusión más que tiene la propiedad de parecer ser: permanente. Es una bondad esto de la soledad. Eso de creerse uno en racha solitaria y andar por el mundo vagando sin causa. Es engreída esta soledad,  pero a quién le importa lo suficiente como para establecer o diligenciar un formato de reclamo. Nadie sabe aún cómo se grita en silencio. Y si lo sabe se lo calla para no encontrársela y por ende encontrarme.

También me gusta mascar hielo, es como un vicio incurable. El hielo y el fuego son dos elementos que llevo conmigo como el aire y mi pensamiento. ¿Habrá alguien tan loco o un cuerdo tan necio? Si es así, quiero conocerlo. Quiero que me hable de la galaxia, de los cielos, de aquello que no veo ni siento y sin embargo cree en mí como un barco en alta mar. No llevo pasajeros. Yo soy el pasajero. También digo ser, mi propio barquero. Por aquello de la muerte, y es que, la he visto tantas veces bajo el cielo finito que sus intentos de llevarme aquí en esta tierra bendita, han sido nulos hasta el momento. Supongo que ya llegará el momento. Por lo pronto tengo un par de pendientes y una fila en cola esperando un consejo. No puedo negarme a los consejos, soy dulce con los amigos. De esta tierra es lo que más me gusta. Los amigos y las amigas por supuesto. Ah, y no puedo dejar de hablar de los perros. Qué animales maravillosos son. Qué lealtad, qué ternura, cuánta grandeza en esos peludos de ojos grandes o chicos. Victor, es el nombre humano que posee el que dice ser mío. Yo soy más suya que el mío. El perro es tan hermoso que me hace olvidar mis soledades. Con  un movimiento de cola me recuerda que estar vivo y no jugar es sacrilegio. Y cuando lloro por algun tonto motivo el lo anula sin necesidad de la consabida sonrisa.

Y pensar que soy quien lo deja solo. Y mucho rato. Cuanto debo trabajar, cuando hay que salir a mercar, cuando tantas cosas... y sin embargo, él me espera y al llegar mi entrada celebra como si fuera gran cosa. Así es él. Maravilloso.

Y me desvié otra vez, buscando hablar de Soledades y Brasas llegó un can al rescate y su ternura es lo que esta entrada amasa.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Y se cayeron las máscaras

Para esta foto presté mi pelo natural. Alejo Molina lo pintó de blanco y luego de azul. Después llegaron los rizos y cuando estuve lista para el drama posé como el diablo del lente sugería o mandaba. Y debo decir, que lo disfruté cantidades. La actuación es una profesión noble. Digan lo que digan, le permite al actor ser otro. Y esa libertad sin consecuencias diferentes a un salario un aplauso o un cliente enojado, no pueden ser tan malas después de todo.
Una payasa dramática, eso soy. A eso me parezco. No importa cuanto esta mujer huya del drama, el drama tiene el ingrediente mágico capaz de cautivarla. Como Andrés y Alejo. Alejo mordiendo una flor, y Andrés haciendo un nudo cuyo origen de pita sostiene en la boca. Maravillosa actuación de Alado
Ahora se han caido las máscaras porque vivo con lente sin posar para sus ojos. Finalmente aprendí que la vida no es ningún drama, es la vida y carece de género como yo, la payasa endiablada que leía el tarot así fuera con ángeles llenos de alas.

Sin rimel somos ángeles, somos plancton entre petroleo, somos efímeros y no nos interesa estar distantes.

martes, 21 de diciembre de 2010

Momentos conmigo

Es curioso volver atrás y encontrarme conmigo misma. Hace meses que no hacía un viaje al pasado tan exhaustivo como este fin de semana.
La soledad me dio nostalgia: encontré muchos detalles que había olvidado. Con leerte tu recuerdo está vigente. Y ahora que lo medito no le he cambiado el nombre a mis almohadas, siguen siendo José y...
La tuya no sé qué nombre tiene ahora, posiblemente el de tu novia Natalia. La que por cierto, tuve la oportunidad de conocer, y si quieren saber la verdad: me pareció una niña encantadora. No por eso he dejado de pensar en ti. Aunque resulte absurdo cada vez que alguien te menciona o veo tus obras en vitrina, no dejo de preguntarme el qué me dara el día que realmente vuelva a verte -si es que ese día llega- Posiblemente nada. Sin embargo la curiosidad es bruma.

lunes, 20 de diciembre de 2010

En Navidad se trabaja con Natilla

Adiós al síndrome navideño y a todo aquello que nos inicita a estar mejor afuera. La verdad sea repetida: nada es más delicioso que el trabajo. Y cuando viene dado en altas dosis de amor, más. La familia y el trabajo parecen dos elementos irreconciliables pero no lo son, una buena empresa de familia es como IBM, donde el padre le deja su legado al hijo de la manera más dulce que hay:  a través de la enseñanza. Del ábaco al compultador hay tan sólo añitos de diferencia mientras del computador al mouse se tardaron no sé cuánto. He sido buena hasta en cálculo pero es lo que menos me gusta porque me estresa la presión, eso de saber que queda poco es como querer servir más pan y saber que así ofrezcas, si no hay, no hay.
Es Navidad y las mejores epocas decembrinas las pasé al lado de familiares y amigos. Familiares que hoy no están, algunos, y amigos que ya se fueron, también. Aquello del sindrome debe ser por ello. Por los que se fueron, porque siempre es mejor irse que quedarse, al menos eso dicen porque a mi francamente quedarme me encanta y viajar en compañía me hace feliz.
Un abrazo para mis amigos y parientes por estas festividades.

Claudia

viernes, 17 de diciembre de 2010

Donde el dolor comenzó el mismo dolor termina

En una casa bajo un árbol cualquiera. En el mismo salón donde otrora se celebraba una boda. Allí, aquí... Sucede un principio y un final que como la mayoría no es ni triste ni feliz. Es un Corten para que los film continúen para que las buenas historias vuelvan a ser contadas y una ingenua se ofrezca para lo insospechado por ignorante o en exceso confiada.
Así sucede... Así es mi vida... Nunca se que vueltas dará pero es seguro que girara, en eso se resume su destino.

martes, 14 de diciembre de 2010

viernes, 10 de diciembre de 2010

Cronica de un tatuaje perdido

Lost and found this particular tattoo was.
A Lady, the unknown owner. Her black pearl was waiting and without pain they said: is not possible.
She suggested Roxicaina con Epinefrenins Solution but, Mr. Luis Carlos alias Chucky. Tattoo artist didn't knew the formula she was suggesting.
The result was an unconcluse Tattoo with my essential for a first and unique time.
Yes, I am the lady that doesn't own a tattoo, it is viceversa: the tattoo owns my south.

jueves, 9 de diciembre de 2010

FELIZ CUMPLEAÑOS A MAXI

El lector y cuñado más hermoso del MUNDO.
Es una lástima que no pueda a ir a Hispania Antioquia creyendo que estás allí con Moni para abrazarlos a Ambos.
Los amo!
Los extraño!
Y no veo la hora de verlos... ya casi :)

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Antes creía en las promesas que hacia prendiendo velas

Hoy creo en el agua y en la tierra. En la ciencia. En la Alquimia de mis Suenos.
Ayer creía en fantasmas: hoy creo en recuerdos.
Ayer me la jugaba toda por un amigo, hoy siento que no tengo ni uno solo.
Y eso que soy de las que cree en la amistad entre un hombre y una mujer y en la U salía sin salir con 4 amigos. Todos juntos, plan cocada.
Ya no creo posible ser amigo mío. Soy una mujer verdaderamente insoportable.
Por eso creo en la magia y en los sueños y en las amigas mujeres, trufas como yo, que no quieren abandonarme.

Creo en el rio y hoy como Diciembre: anhelo el mar.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Weightless by Erika Janunger

Un abrazo a mi amigo Gabriel

Los muertos nunca mueren. La muerte es una ilusión más de esta rica vida. Y por ende, mi entrada del blog es un abrazo a un amigo fallecido recientemente -según dicen- en avioneta.
Gabriel tenía más alas que un niño, un escritorio más pulcro que su mente, más sabiduría que canas y más amor para dar que cualquier otra cosa. Bueno, también enseñanza. A mí de él me tocó lo bueno: la parte de la enseñanza. Fue mi jefe, fue mi amigo, fue mi ejemplo, mi espalda, el testigo. Fue él el maestro del Funnel, el BSC y mil cosas que no vale la pena mencionar porque pertenecen o son propiedad intelectual de la empresa que tuvo la fortuna de tenerlo.
Gerente General fue por corto tiempo. Y no se quemó. Yo allá me que quemé en dos años pero porque no era lo mío y él era tan sabio que lo sabía. Cuando renuncié me dijo: Me alegra, usted nunca fue feliz aquí.
Y sus palabras entonces me cayerón como un baldado de agua fría. No las entendí. No comprendí que quiso decirme. Hoy sí.
Hoy lo abrazo con todo mi dulce amor porque es lo único que para él tengo. Y eso sí, procuro arreglar el escritorio como él, y ser una mujer de negocios como él habría querido. Ahora que puedo, y lo soy de medio tiempo. Te quiero Amigo Gabriel. Y a estas... por qué será que los dos únicos amigos que se me han muerto en la vida: ¿se llamaban Gabriel?

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Gracias a Eafit y al Primer Concurso de Fotografía y Narrativa

del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas
Universidad Eafit 
2010

Gracias por la Convocatoria, por el Estímulo y por darme una sorpresa navideña tan dulce como la natilla.

Les cuento que el maridaje entre el trabajo de Jose Luis y el mío, encontró eco con una propuesta blanca: De Roca y Sal. Me encantaría anticiparles el cuento y la fotografía pero es menester de Eafit en su visionario trabajo de libro virtual que saldrá en enero.

Quiero resaltar eso sí, la alegría que me da, saber que en la ciudad cada vez son más e innovadores los concursos de narrativa. En Eafit concursaron también poesía y epístola y me confieso una sorprendida de los seguidores del método epistolar como recurso.

----------------

Los jurados calificadores describieron la propuesta artística"De roca y sal" de la siguiente manera:

"De roca y sal" urde con habilidad una trama redonda y hábilmente contada, que animan en enigma y la ambiguedad de la realidad, lo cual le permite al autor presentar, a través de una secuencia de acontecimientos densa y sólida, caracteres que poseen un notable espesor psicológico. Además de los aspectos narrativos, destacan en el texto el uso poético del lenguaje, los múltiples sentidos de las situaciones presentadas, la confrontación temática de diferentes lenguajes artísticos y el aprovechamiento simbólico de las posibilidades ofrecidas a la palabra por la imagen fotográfica.

Añadiría la experiencia:  la imagen la tomó Jose entre el 2003 y el 2004. Yo lo acompañé uno de los días de fotografía en pleno cementerio de Manga que así fuera en Cartagena, no dejaba de ser menos fantasmal.
Fue él quién me convenció de participar en la convocatoria y el texto lo escribí el día D 11/10/2010 Siento que el día fue el de la fuerza y no yo precisamente.

Ah, y la delicia de escuchar a Martha Senn leyéndolo. Creo que no me atreveré a leerlo sin ella. Le da un tono... absolutamente exquisito a todo lo que cae en sus manos para ser convertido en palabra. Tengo de testigo a  un gran amigo: Jorge Tabares quien, con su presencia, me regaló sin saberlo la sensación de casa que no habría sido igual sin él en aquel recinto.