sábado, 30 de octubre de 2010

Agua y Lucerna. Arca y Biodome

Siempre me ha gustado ver el agua caer. Donde quiera que este fenomeno ocurra, regala un sonido imposible de imitar. Un compas apacible y temible, simultaneamente. Las cataratas son un fenomeno  incomparable belleza y  portento. Poseen a su vez, un  efecto hipnótico sobre el viajero desprevenido. Cuando el agua cae dejan de acontecer los segundos y comienzan a suceder gotas a raduales. 

Y entre Niagara Falls y las Cataratas de Rhin, no sabría con quién quedarme a vivir. Tal vez los límites geografícos y los vecinos terminarían cediendo protagonismo a la belleza misma. No sé. Amo a Canadá, soy indiferente frente a los Estados Unidos. No me gusta lo clonado y en las carreteras gringas uno siente que pasa la misma señal 80 veces, los mismos sitios cada dos millas y así... En Canadá ocurre lo contrario, Toronto es fascinante como su Bloor and Young, es una ciudad arterial a mi modo de ver. Todo allí, parece haber sido tocado por un dios de nieve que resplandece. El Biodome en Montreal es mi sitio favorito para acampar aunque allá no dejan acampar. Lo digo es por los diversos habitats que abriga. Esa torre tiene todas las zonas climáticas de la tierra con especies hermosas y singificativas de cada una. Es como una especie de Arca de Noe, anclada a un continente, al norte de uno mismo con recorrido o sin él uno puede convertirse en mariposa o jugar con la nutria que construye su canal.



Y el Rhin, me trae otro recuerdo amigo, un viaje en compañía de mi hermana Carolina y mi primo Eduardo Vicente. Una excursión maratónica en pleno año 2000. Las cataratas allí tenían mucha florescencia por la época que las visitamos y a unos pasos, quizás kilometros, encontramos la estatua del león en lo que alguna vez fue un lago perteneciente al mar de Tetis. Suiza: Bandera Blanca, hermandad felina. Aquella estatua no caía como el agua ni ardía como el fuego, simplemente yacía. "Es un monumento al honor de los soldados suizos que murieron defendiendo a la familia de Luis XVI durante la Segunda Guerra Mundial." -nos diría Almudena-  Y ver el leon de piedra o la piedra de leon me arrebató el aire por el deseo de conferirle vida.

viernes, 29 de octubre de 2010

TODO POR UNA BUENA SIESTA

DORMIR SOBRE HUELLAS
ES DESPERTAR CON CERTEZAS

PASO A PASITO
PARA UN OLFATO
DE OLAFO
-o de su Vikinga-

Donde un anuncio saltón predice:
 CANTALETA
NO ENTRA EN SUEÑOS
RETROCEDA
CUIDADO CON EL PERRO




lunes, 18 de octubre de 2010

El Poder puede obstruir el amor

Hay quienes afirman que cuando no se está cerca de quien se ama, se corre el riesgo de enamorarse de quien se tiene cerca. De tal suerte que la estudiante cae rendida en los brazos del profe o el romance en la oficina cobra fuerza. A mi me cuesta caer en esta afirmación. El poder obstruye el amor. La autoridad también puede ser un obstáculo para una relación. La desigualdad de la figura puede terminar con las mejores intenciones. La pasión es mas efímera y a la admiración inicial... la suceden una sumatoria de pequeñas tragedias. Es entonces recomendable la distancia, como venga: renuncia tácita o expresa, para que la novedad no muera.

Quienes son capaces de estas relaciones epopéyicas tienen sangre de acero para resistir las largas reuniones con colegas, sin mirarse, sin tocarse. Se dilatan sin hablarse, se posponen y se vale. A tesos ellos capaces de inventar un lenguaje paralelo. Asistir a convenciones y hacerlo cada uno por su lado.
¿Cómo hacen para no rendirse sabiendo que la pasión duerme en la habitación de al lado? Debe ser que el poder no los contamina después de todo. Cada quien hace lo suyo sin pensar en lo del otro. Es entonces, mayor la atracción a las posibles diferencias. Y si es así, entonces lo que obstruye no es el poder, ni la autoridad de por medio, es: el conocimiento.

Enamorarse de quien se tiene cerca... ¿no será peor hacerlo de quien está lejos? aquel que nunca está lo suficientemente cerca para volver el amor concreto?

Salud por los amores lúcidos.
Fotografía cortesía de Jose Luis Ruiz http://www.joseluisruiz.com/

sábado, 16 de octubre de 2010

Un sueño en un sueño de una imagen mal recordada

¿Puedes decir cómo llegaste aquí?

Dom puede ayudarte a saberlo. Ariadne dibujará tu laberinto. Mal te estará persiguiendo.
Todo junto. Todo revuelto. Como en Matrix una película sobre el tiempo en el tiempo.
Sagan, Einstein y los físicos llegaron a la pantalla y es difícil saber si con exacto éxito; es decir, si es correcto el cálculo de los tiempos. (5 minutos son diez días...)

Me gustó mucho más El Origen, ahora que la vi por segunda vez. En la primera uno no alcanza a entender del todo, hay cosas que se pierden e interpretaciones que pueden ser desacertadas. En la segunda no, uno ya sabe la linea de tiempo y puede comprender qué es en realidad lo que está sucediendo.
Lo mejor es quizás que el origen es el comienzo, el final, el centro. Por donde uno empiece tiene que rebobinar y poner forward para comprender el Sentido completo.

La vida, el juego y la muerte. Las tres cosas entrelezadas son un imán para espectadores atentos.

Aunque no los mencionan así, la película también hace referencia a los sueños lúcidos: estar conscientes del dónde y cuándo. Doblegar la propia psiquis es unir el subconsciente a la vigilia y estar despiertos mientras dormimos.

Lúcidos.

viernes, 15 de octubre de 2010

En Memoria de un 13 de Septiembre

Y sucede entonces
 que mi palabra: es mi sustento
 por primera vez y con efecto.
Amo el árbol que me da sombra
 la silla que me sostiene
y la tierra mezclada con raíces
 que por efecto de lluvia
 quiere viajar conmigo
como pantano en mis zapatos.

Amo todo lo que me rodea
sin rodearme.

El verde y el lago
la tarima y los patos.

Disfruto ser yo
sin tener que explicarlo.

Amo ser yo
y sentir que no vuelo
pero que lo que vuela
me abraza.

Soy tan feliz
que  no me contengo
y aún necesito
la lágrima.

Amo el jardín y los parques
la botánica y el cielo
lo celeste y mis sueños.
Aquí, están todos reunidos
como en una caricia
y un te quiero.

Ahora lo sé
mi corazón
jamás ha tenido dueños
han habido inquilinos
con suerte aventureros
pero jamás dueños.

Lo sé ahora que un hombre lo ocupa
y es otro a quien él anhela.
Lo sé ahora que mi anhelo
es una Quimera.

En ninguno el amor
sólo en la sombra
en la mía
ésta que llevo
y que amo
ésta que no me puedo quitar de encima.

Cuántos hombres pasen o han pasado
es tan efímero
como los que nunca vinieron y se esperaron.

Y que conste que beso
y no me arrepiento
y qu conste que dejo
y en mi dejar lo sueño.

¿Quién es él?
a quién le importa.
¿A qué se dedica?
a todo menos a ocuparme.
No me besa
con suerte me abraza
y sólo puedo asegurar
que no me ama.

Ese, precisamente ese
es mi capricho de tiempo sostenido.

Ese, exactamente ese
es mi país de nunca jamás.

Está tan lejos como este sol que me acaricia
está tan cerca como mi pluma en el agua.

Debo dejarlo pasar
para que lo que pudo ser
no me atormente.

jueves, 14 de octubre de 2010

Hombres Napoleónicos

La mujer que juzga a un hombre por su tamaño se niega el abrazo de un Napoleón: estratega y amante, belicoso y letal. Tal vez no sean los mejores en la pista de baile y por ende no pierdan su tiempo invitando a bailar pero... saben conversar. Es más, son excelentes para escuchar.
Caminan pesado para marcar su paso, tanto, que se anuncian cuando caminan. No necesitan ser estridentes. Se saben fuertes. El amor no les preocupa, Ares los ocupa. Entrega y Amistad son su legado.
Al exilio lo miran con cuidado, ni en los brazos de una Santa son felices.

A Elena le gustan los hombres así, colombianos en su mayoría; de franceses pocon pocon, aunque gustan del derecho y la igualité. Hombres colombianos, hermosos y afortunados. Se ganan el baloto todos los dias por el esmero con que practican su trabajo. Ella los ve, a veces, cultivando Flores para armar silletas.
Una sola vez, todos los agostos, en la Avenida Oriental se les puede apreciar en su marcial desfile donde polen dispersan como parte de su estrategia.

Napoleón existe en Antioquia hasta como nombre de postre: el de Hannas, es el campeón. Dulce jamas hostigantes. Postres y Hombres. Hoy se recomiendan ambos. Receta y poema.
La fuerza de una leona esta en su  melena
en la del macho que también la habita




miércoles, 13 de octubre de 2010

And one goddess is named: Marge

Well, Margarita is actually her name. She is my friend from workshop, from story first books, from life.
Why in english? Cause she loves english. I am the one that is always telling her: write in spanish.
She laughs and looks at me with some sort of compassion. Then she tries to write in spanish and when she does so... I love her stories.
I know what are teachers are always telling us: ¡Read the Masters, Read the Masters! And they are right, Masters are like Yoda. All wisdom and force in one tiny green old friend. And, when I start reading the Masters I have this voice, very close to me, telling: ¡Read your Friends, Read your Friends!
What happens next is that I read friends like her and I find her Goddess everywhere. No one knows about the moon like she does. So I need to take pencil and start writing down. Hecate, Artemis...
And the moon for me is the rabbit, I may go to Mexico and make my steps on the Moon´s Pyramid just to remember her writing.
She is more citizen of the world than anyone I could know or remember.
And now she is in sort of meditation process to start the Nano. Hundreds of writers of the world meet there to write a novel during November.
Crazy. One novel in one Month. How they do it? I don´t know. 50.000 words she said. And I opened my mouth like: WHAT?
Again, she laughed at me.
I think I make her laugh a lot. Good.
Laugh and Salt.
What do we, witches need more?

martes, 12 de octubre de 2010

POSPONER
NO ES RENUNCIAR

DISTANCIA
NO ES OLViDO

Contradictoria

Victoria es contradictoria.
Gloria anhela ser Victoria porque las contradicciones se ubican, se apuntan, se revelan y en algún punto se hacen Claras. Pero ser Clara no es para Gloria, ella quiere aunque sea una vez: la Victoria.
La Gloria esta en todas partes, diría la voz de un místico que ella prefiere no ver ni oír ni saber. Ella quiere ser: encontrada. Aunque no falte él que le diga loca por querer ser otra.
-Es mejor que me diga loca porque quiere decir que me esta viendo, aunque sea en Victoria, contradicha y exhausta.
-Pero no te entiendo mujer: ¿Quién eres? ¿Quién quieres ser?
-Yo soy la que soy, y eso es lo de menos. Lo de más es que me vea, que me quiera.
-Pero es imposible mujer si usas tres nombres a la vez.
-¿Cuales tres? ¿Si yo nunca dije querer ser Clara?

Una mujer a "medio arrendar"

-Usted me la entregó a medio arrendar.
-Antes mucha gracia que logré entregársela.

No les quedó más que reírse. Al primero por la osadía de la comparación y al segundo por la ironía de su entrega. Ya estaba perdiendo las esperanzas de casarla cuando ella lo sorprendió con la noticia: Papi, en tres meses. El había tenido que buscar un calmante antes de darle gracias a Dios por lo imposible. Tres meses. De sus hijas fue la que menos tiempo necesitó para coordinar una boda. En realidad el tiempo se lo puso ella "bien abrochado" para no contemplar ideas de fuga y terminar dejando a los invitados con los regalos comprados y los lisos hechos -porque los crespos no estaban de moda- Ceremonia civil. No había contemplaciones de ninguna parte para que fuera católica, sin embargo ningún familiar católico se sintió ofendido. Que la niña sentara cabeza era lo importante, el cómo era lo de menos.
No hubo pedida de mano oficial. Tampoco anillo que la respaldara. Simplemente un: ¿entonces cuándo? que dado el escenario del Jardín  Botánico, dio la impresión de ser hasta romántico. El jardín y la plaza de Azaleias donde dos años más tarde ella sería tan feliz. El rumor corrió tan rápido que a la mañana siguiente las tías ya estaban preguntando qué regalo especial les hacía falta. Ella dejó que cada uno comprase lo que quisiera. Hizo las listas de novia sola porque el novio no tenía tiempo para eso y diseñó una recepción sobria con rosas rojas y una fotografía artística tomada por el novio como recordartorio.
El día de la boda, a ella lo único que le preocupaba era llegar puntual. A la hora exacta. Y al padre no le preocupaba nada, tanto que fue alargando las cervezas previas y al final la iba retrasando. Se casó de vestido corto, contrario a todos los pronósticos que pudieran haberse hecho sobre ella. No tanto por la gala del evento sino por sus piernas que en años de juventud habían sido su mayor complejo: flacas... como las de su padre. Pero al novio eso le gustaba bastante y con eso era suficiente para mandar al traste los complejos.
Zapatos rojos: su único capricho. Desde que comenzó a planear, sabía que tenía que hacerlo con piso rojo. Para que nunca falte la pasión y pueda crecer el amor.

Ella tenía más de una convivencia encima y sabía que no sería fácil pero como siempre había sido terca, se prestó para el ejercicio. "Nena, vivir contigo es bueno, convéncete de eso" le había dicho en otros tiempos, El Negro. ¿Y cómo es eso? le había preguntado. "No jodes ni por la crema de dientes mal tapada o estripada al comienzo? ¿y es que hay mujeres que joden por eso? ni te las imaginas. Era cierto. De modo que un ex le había dado la confianza necesaria para no creerse tan terrible y aceptar sin miedo.

Y más se demoró en dar el sí que en estar diciendo: Mi Marido. Y no es que las posesiones fueran su fuerte. Tal vez los títulos la seducían un poco. En la misma fiesta alguiento preguntó por el novio y ella quiso ayudar a buscarlo preguntando por su marido en voz alta.

Ahora bien, eso de "medio arrendar" era de suponerse; en realidad el medio le queda grande. No es mujer de riendas porque sentir esa fricción la desboca. Le gusta el galope, la trocha, el paso fino y el no tan fino también. Lo que más la aburre es el establo. Esos cuatro metros cuadrados son una celda, por eso ella prefiere pastar abierta. Silla y Montura, ¿cuál de las dos será mayor tortura? ambas tallan por ende ninguna le gusta. Si la han de montar que sea a pelo.
-Llévame a ver el horizonte y con gusto voy contigo.

Y al horizonte la han llevado, haciendo que perdone hasta la silla. Que no ose el caballero de ponerle freno porque la libertad que encarna odia esos amuletos.
El anillo se pasea entre manos cuando está rabiosa y termina descansando en la mesa de noche cuando algo la pone furiosa. Él hace poco aprendió a leerle ese lenguaje porque ella misma fue quien se lo dijo, entonces, para saber dónde está la rienda, él busca el anillo. Hoy por ejemplo, está en su sitio.

lunes, 11 de octubre de 2010

Depeche Mode - It's No Good

Querer sin ningún esfuerzo

Sucede de Octubre en cuando que una mujer se sorprende amando: sin ningún esfuerzo.
Tal vez se deba al equinoccio de otoño o a la tregua divina de amar sin guerra. El primero existe, la segunda debería existir.
Quizás sea cierto que los hombres piensan en el amor de vez en cuando mientras la mujeres podemos pensarlo todo el día. ¿Saber esto nos haría cambiar el todo por un rato? Sería acechar a la naturaleza. La obsesión es una virtud femenina degradada a lo extremo.
Adela H. la hija de Victor Hugo llega a mi  memoria para advertirme que tenga cuidado, que sí es posible morir de amor, o enloquecer como ella lo hizo. Pueden ser pobres vidas las que aman con esfuerzo, pero son también pobres las que se abandonan por exceso.
¿Is this love, is this love what I am feeling?
uuuuuuuuuu I feel love

Valentina Lisitsa plays Rachmaninoff Concerto #2

domingo, 10 de octubre de 2010

"No hay mayor crueldad que aquella con que una mujer trata al hombre que la ama y a quien ella ha dejado de amar"
William Somerset

Tuvo que escribirlo un Will.
The moon and the sixpence es uno de esos libros que acaban con uno. Como lectora ya sé que el libro no acabará nunca.
No he leído un solo capítulo que no me sorprenda por su sagacidad. Creo que necesitaré comprarlo para poder subrayar -que conste que no tengo la costumbre- Me ha dejado perpleja la manera como el autor describe los personajes, sus necesidades y las frivolidades propias de las mujeres.

La ausencia de remordimiento en Strickland es seductora. ¿O será porque se trata de un artista? ¿Cómo saberlo con certeza? La descripción fisica del sujeto es intimidante, tanto como lo son sus respuestas, su ausencia de miseria, su deteminación por pintar con un propósito diferente a ser reconocido o sobrevivir gracias a su arte.

Recrear las vueltas de la vida es un artificio literario dificil de aplicar; sin embargo William supo como sostenerse en la intrincada tarea. Quizas la miseria humana resida en la comparación, aún no podria decirlo con certeza. El pasado siempre será un punto de referencia que sin importar que tan malo fue, nos da la tranquilidad de saber que lo superamos de una u otra manera, de allí nuestro afán de mantener las variables porque cualquier cambio le abre las puertas a lo incierto donde no somos nadie diferente a quien hemos logrado reunir dentro de nosotros. Y donde no saber qué esperar de nosotros mismos es entrar en contacto con nuestras mas odiadas bajezas y simplezas.

De tal modo que la mujer que creía ser alguien y despierta sola sintiendose nadie, cae en el agujero de su amargura, con un retorno imposible sin aquel que ella se juro amar. Y si, esta entrada es ambigua porque la primera descripción no coincide con la referente para el final: Mrs Stroeve y Mrs Strickland sólo tienen en común(hasta ahora) ser inglesas y haberse enamorado del mismo hombre en diferentes momentos de su peculiar vida.

"Al escritor le interesa mucho más conocer que juzgar" Me pregunto si lo mismo aplica para la escritora.
El Arcano del Juicio (XX) está representada por un angel, sin embargo la mujer abajo a su izquierda se ve  más cerca que el hombre y el niño. Por la forma como extiende sus brazos, pareciera que ella quisiera recibir más melodías justas de aquella trompeta que los demás. ¿O será que el Arcano Justicia (VIII) la embarró en algún momento y tuvo que saltar XII arcanos para estar sin venda pero desnuda?

Háblame del deseo

Háblame del deseo
cuéntame cómo es
que tú lo sientes.

Descríbeme qué piensas
cuándo lo piensas
y con qué frecuencia.

Háblame del deseo
de tu deseo.
Cuántame
si es un deseo anónimo
o tiene nombre,
quizás varios.

Háblame de tu deseo
de qué zapatos lleva puestos
-si los lleva-
de si es Rojo
o lo sueñas en Blanco y Negro.

Háblame de tu deseo
de la boca que gustas
de si los labios son gruesos
si la silueta es delgada
con senos pequeños...
y si los ojos: son negros.

Háblame
de tu deseo
para contarte del mio
aunque a estas alturas
ya debes suponer
que estas en lo cierto
                             eres el amo y señor
                                                        del más perverso.

2006
"Lo Nuestro"

sábado, 9 de octubre de 2010

Literatura y Política

Mario Vargas Llosa fue hasta candidato presidencial. Es imposible separar al escritor del ciudadano pero vale la pena reflexionar sobre el activismo político en la literatura. Aclaro que no es por Vargas Llosa, es en general. Muchos escritores son criticados por sus preferencias politicas y más aún por las amistades que tejen en torno a esas preferencias y me parecen inapropiadas tales críticas. Como ciudadano, el escritor es tan libre como todos los demás de reflexionar sobre lo que es mejor para su país y hablar sobre ello. Como autor, siento que si se queda ejerciendo estas reflexiones en su literatura, corre el riesgo de volverse dictador de su propia doctrina del deber ser.

Un escritor con poder político puede llegar a ser un peligro. Lo digo porque el dominio del lenguaje no es garantia de buen juicio y la práctica del poder es una intrincada ciudadela que necesita mucho más que buena voluntad y visión o actitud de cambio. En la historia han habido escritores que han sido hasta espias de sus gobiernos y no sabría precisar si los motivos de entonces justifican esas encrucijadas.

Vargas Llosa se reiteró peruano despues de recibir el premio y esto deja es otra discusión pendiente: ¿De dónde salio que los premios son para los paises cuando es un hombre solitario y terco el que ha tejido su obra con el sudor de su vida?
Ese nacionalismo existe porque se trata de un ganador. No se dice lo mismo cuando es un extraditado el personaje de los titulares de prensa. La verguenza hace que uno niegue hasta a los parientes mientras el orgullo se las da de incluyente.

Hoy se deberia estar hablando ya de ciudadano del mundo porque eso es, en muchas ocasiones, un escritor. Es un ser que ha vivido y viajado nutriendo su experiencia del contacto global. Es el contraste muchas veces el que lo motiva a buscar respuestas de lo que no funciona en su querido origen.  El transporte por ejemplo, es algo que descresta en los paises del primer mundo y algo de lo que nosotros, todavia tenemos mucho que aprender.

"El Nóbel se otorga por regiones" me decía alguien ayer. Y el por regiones, me hizo buscar las estadisticas. En los ultimos 15 el Nobel ha sido recibido en repetidas ocasiones por autores de paises europeos. No es el país, es el autor. Fue mi conclusion. Porque si fuera por regiones y paises caeríamos en una democracia literaria o una dedocracia artística y no creo que eso exista. El Nóbel es un reconocimiento a la obra de una vida, y no puede demeritarse ni lo uno ni lo otro.
Si a mí me preguntaran que es mejor, si un autor o su obra yo diria que ambos. Conocer a un autor vivo es tan hermoso como leer con detenimiento su obra. Esa humildad que muchos manifiestan en aras de que su obra sea lo que trascienda, es increible. Creo que podrían hacerse bellas historias con fragmentos de la vida de los escritores. Ellos encarnan su búsqueda. Aquella voz viva tiene el tono de triunfos y derrotas.
Lo que vemos de un escritor por su obra es apenas el reflejo de lo que el quiso que fuera. De modo que la politica es sólo parte de las reflexiones del escritor, no su única intención.

jueves, 7 de octubre de 2010

Sentimentalista sentenciada

Comencé a leer The Moon and the sixpence, traducida como Soberbia, del autor William Somerset Maugham. Me atrapó desde el comienzo: "Confieso que la primera vez que vi a Charles Strickland no encontré en él nada que no fuese vulgar." 
Entonces desde la primera linea había que leer más. Saber que SM se inspiró en Gaughin y llegar incluso hasta, que Vargas Llosa también tuvo la misma fuente de inspiración cuando escribió El Camino al Paraíso. Hoy precisamente este Mario goza de haber recibido el premio Nóbel.

La intertextualidad de las Obras Maestras es tan asombrosa como indimidante. Ahí es que uno se da cuenta que francamente tiene una vida entera por leer y que se debe fijar muy bien antes de escribir. Personalmente me encantaría saber cómo se formaban los grandes maestros de la literatura universal. Y me gustaría saberlo porque hoy en día la formación´está tan especializada que si uno no sigue el patrón regular, corre muchos riesgos y cada vez son menos las certezas. Ahora todo es cuestión de método y hasta los escritores tienes sus patrones. Secretos por supuesto, en su mayoría.
Yo no creo que existan fórmulas ni atajos. Como diría Andrés: Un atajo es el camino más largo entre dos puntos.  Creo que existen focalizaciones y puntos de referencia.

Propongo esta breve ilustración sobre lo que podemos ser o somos en el camino literario:
Escritor/Lector: ambos son la misma persona. Lector/Escritor: es un crítico en potencia o potencializado.
Autor/Lector: artista.  Lector/Autor: artista oculto. Autor/Escritor: paradoja, el éxito de la frustración o la frustración del éxito.

Y como casi siempre me desvío de la idea original para volver a su supuesto: Sentimentalista sentenciada.
En el mismo libro del que comencé hablando encontré  una nota del traductor acerca de un poeta llamado George Grabbe. Poeta realista que describio la vida con todos sus vicios y  bajezas, sin remontarse jamás a sentimentalismos abstractos.
El sentimentalismo con el adjetivo abstracto me puso a patinar. Busqué en Internet y vi que era mucho más que eso, se trataba de una corriente o movimiento que es de suponer es opuesto a lo que Grabbe hacía.
El problema no era grabbe era la palabra sentimentalismo sumada a abstracto. ¿Acaso no todos los sentimentalismos son abstractos? fue mi pregunta. ¿Existen sentimentalismos concretos?
Parece que no. Mi esposo fue bastante ilustrativo cuando me respondió así:
-Tú por ejemplo tienes ambos.
PLOP

Desde anoche no he parado de darle vueltas al asunto con argumentos concretos como definiciones del diccionario.
"Sentimental: 1. Relativo al sentimiento. 2. Que contiene elementos que emocionan o conmueven, o que expresa sentimientos dulces, especialmente de amor y ternura etc: novela sentimental.  * adj. y s.m. y f. Se dice de la persona que suele actuar llevado por sentimientos y por impulsos afectivos. "

El abstracto viene después, Kadinsky le hace gala pero no sé él está o no relacionado. Me preocupa más la relación directa que estableció mi esposo en relación al término. Creo que tendría que darle la razón porque conozco de dónde provienen mis impulsos personales pero es diferente con el arte. Cualquier producción literaria o no, pasa de manera inequívoca por el filtro de la razón. Quizás uno pueda escribir con sentimentalismo pero uno edita con racionalismo. La sentencia me parece aproximada pero inexacta.

La actualidad es mucho más que una sola corriente. Es un torrente de influencias globalizadas que permean al lector de impresiones, percepciones, accidentes y/o provocaciones. De  modo que me molesta la palabra sentimentalismo desde que alguien me enseñara a adjetivarla con "bobalicón" -palabra que parece no existir más alla de nuestras conversaciones-

Si parezco sentimentalista tendré que cargar con ese malestar y tratar de no considerarme bobalicona. Por eso a veces es mejor guardarse las preguntas y dejar que el yo vaya dosificando las respuestas.

martes, 5 de octubre de 2010

Y si en verdad te necesito

¿Quién dijo que era malo necesitar? ¿Quién fue el necesitado que negó su mundo?
Necesito de ti. Vamos hay que decirlo, una vez siquiera y con todo un pulmón(el derecho):
Necesito de ti.
Con suerte ese "ti" escucha y no retrocede ni se acobarda por dos palabras que lo hacen sentir imprescindible.
-¿Necesitas de mí? ¿Cómo?
-Necesito que estés.
-Ah, estar... parece sencillo.
-No lo es.
-Entonces ¿qué debo hacer?
-Lo mismo que haces ahora.
-Pero si no estoy haciendo nada.
-Estas aquí... y porque así lo quieres existo para ti.
-¿Me necesitas para existir? Eso suena demasiado incluso para mí.
-Te necesito... Nunca dije para qué.

-¿Te vas?
-Ya es momento.
-¿Y qué hago con tu necesidad de mi?
-Lo mismo que vas a hacer con la tuya de mí.
-Pero si yo nunca dije necesitarte
-Tampoco dijiste no necesitar mi necesidad de ti.

Calcar su silencio fue repetirlo entre semanas

Es cierto, no debió mirarlo tanto. De ese ejercicio no logró hacer su estampa.
  Se quedó con el recuerdo de una mañana en que cuatro frases y una leve oposición, abrieron un abismo entre el te imaginé y el sucediste.
  Calcar silencios es como pintar mortajas. Los cadáveres no hablan, los muertos están cansados de resucitar. Para qué tantas vidas si repetimos lo mismo: construir distancia.
  Una nota blanca insiste en ser protagonista entre partituras, así sea la gran colada. Una corchea negra se ve forzada a esperar y una melodía se calla.
  La memoria de un café a solas con un universo detrás comienza a desvanecerse en los ruidos comunes que claman por ser escuchados desde el mas acá.

No calques silencios
no mires si amas
toca...

que tu tacto respete
y tu deseo se abra
que vivan corcheas y
también aquellas blancas.

Nada muere...
                       Hasta él ama.


t

domingo, 3 de octubre de 2010

Sobredosis de correspondencia

Ocurre a menudo que la adicción a comunicarse es tan fuerte como necesaria la nutrición diaria. Ocurre que las personas que otros catalogan como solitarias, tienen la imperante sed de mantenerse conectadas. ¿A qué? A cuanta red y servidor de correo exista, con una o múltiples personalidades, estas personas subsisten gracias a las imágenes de otros, y de las fiestas a las que nunca asistirán. Ellos son otros, ellas unas marginales a las que también lea cuesta sentar cabeza y para quienes lo más parecido a un novio es un computador.
Las Blackberries tienen bien puesto el nombre: mora negra. Traducción por supuesto, hecha literal y sin consideraciones vegetales de procedencia. Morada Negra: vacío del silencio que sucede cuando nadie llama, cuando el cel no timbra. Cuando la sobredosis no mantiene los niveles desemboca en el síndrome de abstinencia. "Nadie me llama, nadie me necesita... Nadie me quiere" y entonces la abstinencia conduce a la necesidad de generar agravios. Un insulto es mejor que el silencio. ¿Qué nos pasa? ¿Dónde estamos? Pandora es Berry y el mundo parece preferir ignorarlo.

sábado, 2 de octubre de 2010

Equilibrismo

Los hombres maduros poseen un magnetismo inmenso. Quizás sean sus ojos y la revelación de todo lo que han navegado. Quizás sea la ausencia de afán que demuestran o la pura experiencia que seduce por ser ajena. Algo existe en ellos mas que en cualquiera. El saber guardar el silencio cuando toda una comunidad en la misma situación seria un jolgorio y un bazar de lenguas mordidas. Joyce me espera... Y aun no me atrevo a tomar su volumen en serio. Me limito a pasear por la biblioteca mirandolo de reojo como si todos los libros me interesaran y Ulises me causara repulsión. Actitud de mujer frente a un: no estoy lista.
He oído decir que Joyce debe leerse después de los 50, y por esa predeterminación, me siento muy por debajo del promedio para asumir la prueba. Me atemoriza quemarlo tan pronto y no ser capaz de regresar después.
Si alguien ha leido a Joyce me haría un favor comentando esta entrada. Diciendo bien si es cierto que es mejor darle tiempo o que no, nada de eso, que puedo balancearme sobre el y dejar que las letras hagan lo suyo.
Mientras tanto continuare haciendo equilibrismo entre autores y temas, entre fotografías y letras, entre noticias e ideas sueltas.